Doloroso revés en El Campín: DEPORTES TOLIMA no pudo con Santa Fe y sigue hundido en la Liga BetPlay 2 2022, cayó 2-1









Doloroso revés en El Campín: DEPORTES TOLIMA no pudo con Santa Fe y sigue hundido en la Liga BetPlay 2 2022, cayó 2-1





Por: Mario Alejandro Rodríguez

La paciencia del hincha del Deportes Tolima con su equipo está llegando al límite. El cuadro 'Pijao' se fue este sábado otra vez con las manos vacías en lo que era su gran fortaleza: sus actuaciones como visitante y cayó (2-1) frente a Independiente Santa Fe, en juego válido por la séptima fecha de la Liga BetPlay 2 2022. Increíble: Ya son tres años, seis meses y cuatro días sin ganar en la capital...

El atacante Wilson Morelo (52'), por la vía del tiro penal, y el agónico tanto del ibaguereño Harold Rivera (90'), el mismo que se desvela por vestir la casaca 'Pijao', se encargaron de arruinarle una nueva presentación a un equipo que, sin bien intenta hacer las cosas bien en el campo, cuenta sin norte claro desde el banco. La conquista de Yohandry Orozco (79') apenas fue un espejismo para el colectivo.

Este resultado, el combinado de la 'Tierra Firme' quedó estancado con seis puntos de 21 posibles y tuvo un dramático descenso, pues ahora está en la casilla 16 del tablero de posiciones. Y no solo eso: completó seis partidos sin conocer la victoria en todas las competiciones, en una aguda situación de la que el principal responsable parece ser el entrenador Hernán Torres Oliveros, ya desgastado.

Con una breve pausa en la Liga, ahora el reto de los 'Musicales' será en la 'vuelta' de los cuartos de final de la Copa BetPlay 2022: con la obligación de remontar este miércoles (6:00 p.m.) ante Independiente Medellín una serie que pierde 3-1, tras el batacazo de la ida. De lo contrario será un sonoro fracaso para un grupo que se armó para pelear todo a nivel local, pero está lejos de hacerlo.

En ceros

Con su habitual presión en zona alta, con Michael Rangel como primer defensor, el 'Vinotinto y Oro' salió a complicar a su adversario, al que le costó salir con el dominio del esférico pegado al piso, como tanto le gusta. Sin embargo, en la entrega del balón el conjunto comandado por Hernán Torres Oliveros lució errático en la entrega del útil y desde muy temprano tuvo que recurrir a la pierna fuerte. 

Aun así, en ofensiva intentó también salir por la franja derecha, por intermedio del lateral Jonathan Marulanda; aunque el local quiso, de vez en cuando, atacarle su espalda para tomar mal parada a la visita. A los 11', el volante Cristian Trujillo se perdió la primera opción clara de gol de la 'tribu', y dos minutos después (13') respondió el local, con impacto de Harold Rivera que sacó William Cuesta.

Un interesante 'toma y dame' de arranque, en el que el anfitrión activó la sociedad Rivera - Matías Mier, con el fin de buscar en solitario a Wilson Morelo, quien se movió por todo el frente de ataque. En tanto que los 'Pijaos' apostaron por el error del 'León' y a los 17' volvieron a arrimarse con peligro, en un mano a mano del extremo cartagenero Kevin Pérez que no concretó ante Leandro Castellanos

Pero con el pasar de los minutos, el visitante retrasó sus líneas y permitió un transporte del balón más cómodo en el cuadro santafereño, que con la ventaja territorial no capitalizó frente al marco de Cuesta. El que sí se arrimó con relativo riesgo fue el mediocampista venezolano Eduardo Sosa, quien a los 29', atropellando en campo adversario, exigió la reacción del veterano portero Castellanos.

A los 34' el que metió miedo fue el cuadro santafereño, con un cobro de tiro de esquina del volante Mier que fue impactado en el corazón del área, y lo estrelló en el palo derecho del pórtico de Cuesta, inmóvil en la acción. De milagro el esférico no entró, para lo que hubiera sido la primera alegría de la fría tarde capitalina: Pasada por una pertinaz lluvia durante gran parte del compromiso en Bogotá.

Para el segundo tiempo, el técnico Hernán Torres se la jugó por relevar al volante de marca Cristian Trujillo, para darle paso al chileno Rodrigo Ureña y así tener a un hombre fresco en zona medular. Pero antes de que dicha variante surtiera efecto, vino el infortunio: un penal infantil cometido por el arquero William Cuesta sobre Edwin Herrera en una jugada que fue al VAR, desequilibró la historia.

En la ejecución estuvo el experimentado Wilson Morelo, quien dejó sin reacción al cancerbero del Tolima, quien no adivinó la intención del cordobés y quedó estático en la línea de gol. Tras ese mazazo, a Torres no le quedó de otra de poner más picante y velocidad arriba, por lo que sacrificó al peruano Raziel García, para a los 55' darle paso al extremo guajiro Luis Fernando Miranda

Se escapó el punto

Y en un cambio con el que dio muestras de haber leído mal el arranque del partido, el entrenador del visitante mandó a Junior Hernández como mediapunta, para lo cual tuvo que darle paso al lateral izquierdo Jeison Angulo, quien sustituyó a los 62' a Kevin Pérez, más vertiginosidad que precisión mientras estuvo en el terreno. Pero no fueron las únicas variantes que efectuó el timonel.

Corría el minuto 73 cuando 'quemó' sus últimos cartuchos, con las inclusiones del lateral Léider Riascos por Marulanda, ni la sombra de la primera mitad; y con el mediocampista Yohandry Orozco por Sosa, quien venía jugando 'gratis', tras una violenta entrada a un rival, y un flojo nivel mientras pisó el césped, con constantes pérdidas que dejaron comprometido el sistema defensivo. 

Y fue Orozco, en una genialidad, aprovechando un mal rechazo del guardameta Leandro Castellanos, previo remate de Miranda, el que liquidó con una exquisita definición que dejó sin opción al arquero nortesantandereano. Un gol con el que 'La Perla' tomaba revancha de tantas tardes y noches en las que se fue señalado por la afición. No era para menos, anotó en una de las plazas más exigentes.

El éxito parecía acompañar a los 'Musicales', pues a los 85' y tras una nueva revisión del VAR, el golero Cuesta se reivindicó y le atajó un potente cobro desde los 12 pasos al atacante Morelo, quien en esta ocasión no contó con la astucia de la primera ejecución. Sin embargo, lejos estaba de creerse que la historia estaba cerrada, pues en el último suspiro la suerte del último minuto la tuvo el rival.

Harold Rivera, el hijo de la 'Tierra Firme' cuyo sentir es 'Vinotinto y Oro', se encargó de castigar al onceno de su corazón y de 'tas tas' le marcó justo cuando se indicaban los 90' de juego. Un puñal a las ilusiones de la visita, que se iba conforme con un puntazo, a juzgar por el irregular rendimiento en El Campín, pero que fue incapaz de ponerle cerrojo a su valla ante un contrincante incisivo.

Foto: Dimayor





Síguenos en Google News