William Cuesta, el 'amuleto' bajo los tres palos del DEPORTES TOLIMA: Con su presencia, el club solo perdió seis partidos de los que jugó






William Cuesta, el 'amuleto' bajo los tres palos del DEPORTES TOLIMA: Con su presencia, el club solo perdió seis partidos de los que jugó




Por: Mario Alejandro Rodríguez 

El gran héroe del agónico empate (1-1) del vigente campeón del FPC, Deportes Tolima, en su visita a Millonarios, fue -con absoluta certeza- el cancerbero William David Cuesta, quien en la noche del jueves se encargó de ahogar, en más de una ocasión, los gritos de gol de los 'Albiazules', en el marco de la cuarta fecha de los cuadrangulares semifinales de la Liga BetPlay 2 2021. Una actuación soberbia.

El joven portero, en al menos cuatro ocasiones, dos de ellas claras ante el ariete Fernando Uribe, se encargó de mantener a equipo en el partido, con atajadas increíbles, que le sacaron la rabia al atacante pereirano y lo hicieron merecedor de todos los elogios por parte de la parcial visitante, bien camuflada en cada rincón del estadio El Campín de Bogotá. Y a la distancia el delirio de la afición 'Pijao'.

Y es que lo de Cuesta ya no es casualidad. Por el contrario, es sinónimo de un trabajo disciplinado que lo llevó a su ansiada oportunidad, luego de 'hacerle fila' a guardametas como el paraguayo Joel Alberto Silvam y Álvaro Montero, y de recibir la 'bendición' del presidente y dueño del club, Gabriel Camargo Salamanca, quien lo fue preparando para asumir -en propiedad- el arco del 'Vinotinto y Oro'.

Es tan positivo lo de William David, el nuevo 'Ángel' del marco 'Musical', que es en la actualidad el portero con menos goles encajados por tiempo jugado, con un promedio de 0,6 por cada 90 minutos. Y de los 15 partidos en los que ha estado con el equipo en la presente campaña sacó su arco en cero en seis ocasiones, lo cual habla muy bien del golero, quien tomó el reto ante la fea salida de Montero.

William, sin lugar a dudas, es uno de los grandes responsables de que la 'tribu' tenga la valla menos vencida del campeonato, con 16 anotaciones encajadas en 24 cotejos. Ya nadie desconfía de sus capacidades bajo los tres palos y de lo que seguro que se ha hecho, por ejemplo, en los cortes de costado, que era una de sus grandes debilidades a lo largo de su carrera como arquero profesional.

No solo es percepción: A William hay una fuerza especial que lo acompaña, pues su presencia es sinómino de éxito, y así lo respaldan los números. En la presente temporada ha estado en un total de 25 partidos, 20 de ellos por Liga, en los cuales el club solo cayó en dos oportunidades: Ante América de Cali, el pasado 28 de octubre, y contra Junior, el 24 de marzo pasado, ambos por 0-1 en el Murillo.

Y si miramos en perspectiva su campaña con los de Ibagué, el dato es alucinante: Cuesta ha atajado en 52 compromisos con los de Ibagué, de los cuales el equipo con su presencia en el arco ganó 26, empató 20 más y solo -atérrese- fue superado en seis cotejos. Es decir, una efectividad del 62,82 por ciento, con una cosecha de 98 puntos sobre 156 disputados. Ese solo registro refleja su importancia.

Aún así, con el extraordinario nivel del cancerbero, el onceno ibaguereño tiene prácticamente lista la vinculación del ecuatoriano Alexander Domínguez, quien llegará -si nada extraordinario ocurre- procedente del Cerro Largo del Uruguay, con el que jugó el último semestre. ¿Decisión acertada? Lo cierto es que el rendimiento, los números y, sobre todo, la hinchada, piden continuidad para William.

Foto: Club Deportes Tolima




Síguenos en Google News