En un partido 'loco', DEPORTES TOLIMA no pudo frente al Deportivo Cali: Agridulce empate en el Murillo Toro






En un partido 'loco', DEPORTES TOLIMA no pudo frente al Deportivo Cali: Agridulce empate en el Murillo Toro


En el partido más accidentado que se recuerde en el Murillo Toro en el último tiempo, el vigente campeón del FPC, Deportes Tolima, no pudo sumar un nuevo triunfo en sus cuentas: Apenas empató (1-1) frente al Deportivo Cali, por la décima fecha de la Liga BetPlay 2 2021. Los 'Pijaos', con dos facetas, tan diferentes una de la otra, se resignaron con un resultado que no estaba en las cuentas.

El tanto del extremo antioqueño Daniel Moreno (53') parecía encarrillar a la 'tribu' hacia su cuarta victoria consecutiva en el certamen. Pero una grave desatención defensiva le permitió al volante Carlos Julio Robles aplicar la 'Ley del ex' (61'), con un gran cabezazo que dejó sin reacción al arquero Álvaro David Montero, quien dejó a su equipo con 10 elementos por una irresponsable expulsión (67').

Pero no solo la infantil exclusión del guajiro se robó el show en el escenario deportivo. También el fuerte golpe sufrido por el lateral izquierdo Jeison Angulo, que le causó fractura en su rostro, o el gran hematoma en la pierna izquierda del delantero Juan Fernando Caicedo; novedades que condicionaron el margen de maniobra del técnico Hernán Torres Oliveros, quien trató de luchar contra la adversidad.

El resultado dejó a los 'Musicales' con 19 puntos de 30 en juego, ubicados aún en la tercera casilla del tablero de posiciones. Aunque con el deber de recuperar este domingo (2:00 p.m.), en su visita a Patriotas de Tunja, los puntos perdidos frente a los 'Verdiblancos'. Para tranquilidad del 'Vinotinto y Oro', se extendió a 12 el número de partidos sin perder, en una campaña por demás sobresaliente.

Sin marcar diferencia

Apenas transcurría el primer minuto en el 'Coloso de la 37' cuando el vigente monarca del FPC dio su primer aviso en predios rivales. Un centro del lateral izquierdo Jeison Angulo encontró en solitario al extremo Ánderson Daniel Plata, quien ante la presencia del guardameta uruguayo Guillermo De Amores no logró definir con claridad. A partir de entonces las emociones en el cotejo no faltaron.

Mientras el equipo de la 'Tierra Firme' buscó explotar el pase entre líneas y abrir los costados con su propuesta, el foráneo apostó por el juego en largo, en búsqueda de hombres como Gastón Rodríguez y Teófilo Gutiérrez. Pero antes de que el 'Verdiblanco' diera su primer aviso, el 'Vinotinto y Oro' siguió inquietando en campo contrario, como a los 13' con otro impacto de Plata, esta vez más distante.

Pero pese a su buen funcionamiento, el técnico Hernán Torres se vio obligado a hacer su primera modificación por ua contingencia: Por un fuerte golpe en su cabeza el lateral Angulo no pudo seguir y tuvo que ser reemplazado por el extremo Daniel Moreno (22'), con lo que Junior Hernández pasó a apoyar funciones defensivas. Pero por desgracia no fue la única novedad médica para los de Ibagué.

Sobre los 32' el atacante Juan Fernando Caicedo salió del campo, debido a un fuerte hematoma en su pierna izquierda que le impidió continuar. En su lugar ingresó el atacante paraguayo Gustavo Adrián Ramírez, a quien le costó acomodarse en el desarrollo de las acciones. El remate del primer periodo fue más trabado que otra cosa, y lo que parecía ser un desarrollo fluido al final se quedó en intenciones.

Intenso

El arranque del segundo periodo empezó movido para ambos elencos. A los 50' el defensor central Sergio Andrés Mosquera probó las manos de De Amores con un potente disparo desde unos 20 metros, que el portero 'charrúa' mandó de forma providencial al tiro de esquina. La respuesta 'Azucarera' se dio un minuto después, con un mano a mano del joven Daniel Luna que Montero atajó sin problemas.

Pero fue el campeón el que abrió la cuenta. Y lo hizo a los 53' a través de uno de los refuerzos para la presente campaña: El antioqueño Daniel Moreno, quien sacó un soberbio remate que dejó sin reacción al portero De Amores. El extremo, en doble oportunidad, vulneró la resistencia 'verdiblanca', para felicidad de los cerca de 9.000 espectadores en las graderías del Murillo Toro de Ibagué. 

Pero la alegría de los 'Musicales' apenas duró ocho minutos, porque en la vía aérea -la mayor fortaleza de los locales- Cali igualó las acciones. Un cobro de tiro de esquina de Kevin Velasco encontró en el área al volante Carlos Julio Robles, ex Pijao, quien con golpe de cabeza superó al arquero Álvaro David Montero, para el 1-1 parcial que dejó mudos a los asistentes al 'Coloso'.

La locura

Y para acabar de completar el declive del anfitrión en el segundo periodo, el arquero Montero se hizo expulsar de manera infantil (67'), tras propinarle un fuerte empujón al defensor uruguayo Hernán Mennose. La reacción de los visitantes implicó al también zaguero Jorge Marsiglia, quien en defensa de su compañero golpeó en el cuello al espigado arquero, en un conato de bronca que los dejó afuera.

Con todo y ello, el 'Vinotinto y Oro' volvió a enfilar baterías en búsqueda del triunfo. Y cuando el cronómetro indicaba los 81' una acción insólita dejó escapar lo que pudo ser el tanto para sumar los tres puntos, cuando por la lateral derecha el guajiro Plata centró al segundo palo, pero el volante de contención Cristian Trujillo no alcanzó a llegar a tiempo para embocarla al fondo de la red.

O también a los 90+1', momento en el que Plata, tras recibir el útil desde la zona izquierda, sacó a relucir sus dotes en el control, pero no fue eficaz en la definición. De esta manera se diluyó la posibilidad de imponerse en este compromiso, ante un rival que venía en la parte baja de la clasificación y salió del máximo escenario de los ibaguereño con un buen botín en sus manos.

Foto: Dimayor






Síguenos en Google News