Hernán Torres Oliveros y el sueño de toda su vida hecho realidad: Campeón con su amado DEPORTES TOLIMA






Hernán Torres Oliveros y el sueño de toda su vida hecho realidad: Campeón con su amado DEPORTES TOLIMA


Hernán Torres Oliveros y Deportes Tolima. Deportes Tolima y Hernán Torres Oliveros. El hijo del barrio La Francia de Ibagué, el orgullo de doña Nohemí y don Hernán, el que llegaba embadurnado de barro a la puerta de su casa tras cada entreno, el que pensó una y otra vez en 'tirar la toalla' y dejar de un lado la dirección técnica, el que volvió tras casi una década, hoy vio tanto esfuerzo recompensado.

A sus 60 años, el timonel ibaguereño por fin hizo realidad el anhelo de su existencia: Ser campeón con el equipo que prácticamente le dio todo en el fútbol profesional colombiano, del cual es hincha desde la cuna y con el que tenía, a decir verdad, una cuenta pendiente. Lo que ni Jorge Luis Bernal, su mentor, ni su colega Carlos César Castro pudieron lograr, se le dio a Torres, quien perseveró y alcanzó.

Ese título tan deseado que se le escapó frente al Once Caldas, cuando aquella noche del 19 de diciembre de 2010 vio caer en el estadio Palogrande de Manizales la ilusión de dar su primera vuelta olímpica. O tan solo hace cuatro meses, el 11 de febrero, en el que los cobros desde el punto penal le negaron la gloria en la Copa frente al Independiente Medellín, en el césped del Atanasio Girardot.

Más allá de su postura adusta, de su carácter fuerte, de su opaca relación con la prensa, nadie podrá negar el infinito amor que Torres Oliveros siente por el 'Vinotinto y Oro'. Y, como él mismo lo dijo, con voz entrecortada, por el escudo que lleva en el alma, el que defendió por más de tres décadas en diferentes facetas y al que con sudor y lágrimas le bordó una nueva estrella, forjada a pulso.

"Soy tolimense y esto -tocándose su pecho- lo llevo en el alma. Al departamento, a mi municipio, que me dio la posibilidad de estar en el fútbol profesional. Fui arquero, preparador de arqueros, asistente técnico y técnico, hice todo el proceso en el club, así que le debo mucho a este equipo. Me ayudó para estar en los elencos en los que he estado", expresó el DT, quien ya cumplió con creces.

No fue un proceso fácil. El proceso que inició el 13 de diciembre de 2019, con su presentación en el Círculo de Ibagué, ha sufrido importantes modificaciones en su estructura. Torres ya no cuenta con los servicios del vallecaucano Carlos Salazar a su lado, quien renunció al parecer por motivos personales, y decidió rodearse de un hombre de su entera confianza: Diego Restrepo, como asistente técnico.

Sin embargo, quizá la incorporación más importante en su 'staff' fue la de su maestro: El ocañero Miguel Augusto 'Nano' Prince, quien si bien asumió la gerencia deportiva de la institución en reemplazo de Javier Álvarez, es prácticamente su 'voz de la conciencia'. Y como tal es el único que tiene la facultad de acercársele al oído y darle tranquilidad necesaria en los momentos más complicados. 

Pero nada de esto hubiera sido posible sin quien, sin temor a exagerar, es el que mejor conoce al orientador. Se trata de su preparador físico, Diego Alejandro Guzmán, el 'Pijao' que lo ha acompañado en las 'verdes' y en la 'maduras', en la 'salud' y en la 'enfermedad', con el que ha conformado un binomio inseparable y, tras casi 15 años de trabajo conjunto, de risas y de llantos, pudo gritar por fin campeón.

Foto: Club Deportes Tolima






Síguenos en Google News