Hernán Torres, al borde del abismo: Nuevo fracaso con DEPORTES TOLIMA, que no pudo en la Copa Sudamericana 2021






Hernán Torres, al borde del abismo: Nuevo fracaso con DEPORTES TOLIMA, que no pudo en la Copa Sudamericana 2021


Uno a uno, como si fueran parte de un castillo de naipes, se han ido cayendo los objetivos propuestos por el técnico del Deportes Tolima, Hernán Torres Oliveros. El cuadro de la 'Tierra Firme' selló en la noche del miércoles un estruendoso fracaso en la escena internacional, con su eliminación en la fase de grupos de la Copa Conmebol Sudamericana 2021: Torneo en el que volvió a protagonizar un nuevo papelón.

Con una producción de apenas el 20% en la llave G, producto de tres empates y dos derrotas, tres goles a favor y seis en contra, el 'Vinotinto y Oro' es colero en una zona en la que midió fuerzas ante rivales adsequibles, como Emelec de Ecuador, Red Bull Bragantino de Brasil y Talleres de Argentina. Y así resignó sus opciones de revertir la mala racha que trae en el torneo, con cinco reveses consecutivos.

Así como en 2016, 2017, 2019 y 2020, el conjunto 'Musical' quedó en deuda con su afición y estelarizó una campaña de espanto, más allá de que superó la primera fase del torneo ante un débil Deportivo Cali. La misión de Torres y sus orientados era clara: Meterse a los octavos de final como líder de su zona, pero las mismas falencias recurrentes en la escena local le pasaron cuenta de cobro.

Torres Oliveros, quien llegó para pelear en todos los certámenes, volvió a encajar un nuevo fracaso. Así como aconteció en la Liga del 2020, cuando era uno de los favoritos al título, tras haber liderado en el 'Todos contra todos' y se quedó en los cuartos de final; y en la final de la Copa BetPlay, torneo que no pudo ganar pese a que solo jugó tres partidos para alcanzar la gloria, menos que cualquier otro.

Con dos de los jugadores que pidió de acuerdo a las capacidades económicas de la institución, como los delanteros Gustavo Adrián Ramírez y José Guillermo Ortiz, y una base que venía siendo protagonista en los torneos organizados por la Dimayor, avaluada como la tercera plantilla más costosa del FPC, el orientador de la región resultó -una vez más- incapaz de darle una alegría a la afición.

Y es que en el caso de los dos arietes, sus cifras son paupérrimas: El guaraní, en 25 presencias, en las que ha acumulado un total de 786 minutos, apenas acumula dos anotaciones, mientras que el costarricense, con 22 apariciones y mayor rodaje, con 1.035 minutos, no ha mojado aún en las redes contrarias. Y con ese panorama es complejo que cualquier elenco pueda ser protagonista. 

A ello se suman los recurrentes actos de indisciplina en los que tanto el timonel como el club han guardado un increíble silencio, con el fin de minimizar los impactos de los mismos en la interna, sin que ello haya representado éxito en el manejo. Y,  del mismo modo, los misterios y la especulación en la conformación de las plantillas, que a la postre no han traído resultado positivo alguno. Es evidente que la imagen de Torres Oliveros evidencia un notable desgaste.

Tanta es la inconformidad de la afición con el rendimiento del equipo que las voces que piden a gritos la salida del estratega son crecientes. Solo un éxito en la actual liga, en la que está ad portas de poder asegurar su tiquete a la semifinal, evitaría el descalabro de la segunda era del entrenador, afectada no solo por el tema del COVID-19, sino por las lesiones y la displicencia futbolística.

La serie ante Deportivo Cali, para fortuna de Torres Oliveros, va 3-0 a su favor, por lo que bastaría con un empate para asegurarse en la semifinal. Pero la obligación será, como mínimo, avanzar a la máxima instancia, para lo cual deberá superar -en caso de que deje en el camino a los 'Azucareros'- a su 'Bestia Negra': El chocoano Alexis García, que con La Equidad lo eliminó en 2007-2, 2009-1 y 2010-1.






Síguenos en Google News