¡Cero y van seis! De nuevo se cayó la programación del choque entre DEPORTES TOLIMA y Deportivo Cali, por la Liga BetPlay






¡Cero y van seis! De nuevo se cayó la programación del choque entre DEPORTES TOLIMA y Deportivo Cali, por la Liga BetPlay


Se convirtió en un imposible para la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) la realización del partido entre Deportes Tolima y Deportivo Cali, oficiando como local el conjunto 'Azucarero', por la 'vuelta' de los cuartos de final de la Liga BetPlay 1 2021. Por sexta vez se cayó la reprogramación de este encuentro, debido a la amenaza de boicot por parte de las barras bravas, por el paro nacional. 

Pese a la buena voluntad del alcalde de la capital antioqueña, Daniel Quintero Calle, quien ofreció el Atanasio Girardot para este cotejo, la presión de los colectivos juveniles a través de sus redes sociales, incluso con amenazas de sabotear el espectáculo deportivo, llevaron al ente rector a desistir de la idea de que el mismo se llevara a cabo este sábado (3:00 p.m.) como estaba inicialmente previsto.

Dos de ellas: La 'Revolución Vinotinto Sur', fiel al cuadro 'Pijao', y 'Los Del Sur', adepta al Atlético Nacional, que se sumaron así a la 'Rexixtencia Norte', cuyos integrantes siguen al Independiente Medellín, y al 'Frente Radical Verdiblanco', del cuadro caleño, en su postura de rechazar este duelo. Con ello, el futuro del rentado criollo sigue en veremos, pues no se ha podido cerrar esta fase.

"La Revolución rechaza la programación y exhorta a los directores de los dos clubes deportivos a posponer dicho encuentro.Para la comunidad nacional e internacional es claro el afán y el nivel de brutalidad policial que despliegan para imponer su modelo de negocio basado en el fútbol", manifestó la agrupación juvenil, que desde un inicio del paro ha dejado clara su postura al respecto. 

"Consideramos que primero están las reivindicaciones legítimas del pueblo colombiano. La imposición del partido y las ganancias de los patrocinadores no deben estar mediadas por la represión policial. El fútbol que es alegría popular no puede ser manchado por sangre y gas lacrimógeno", agregó la RVS, que al igual que su par 'Verdolaga' dejó clara su posición. 

Y es que este partido se encuentra en veremos desde el pasado primero de mayo, cuando debía llevarse a cabo en el estadio Palmaseca de Palmira, la sede original. Aunque el dueño de casa también intentó llevarlo a ciudades como Pereira, Barranquilla, Envigado, Montería y Cartagena, entre otras, no pudo hacerlo, como tampoco recibió permiso para jugar en la foránea de Guayaquil (Ecuador).

"Nos oponemos totalmente y haremos lo posible para que este partido no tenga en nuestra ciudad, creemos que no es el momento para disputar una liga en medio de una situación como la que atraviesa el país, donde se están asesinando jóvenes que están reclamando justicia, equidad, empleo y buen gobierno", dijo en su misiva la 'Rexixtencia, la barra más popular del 'Poderoso'.

"No nos hacemos responsables a que sucedan hechos violentos en cercanías a los estadios que estén disponibles para realizarse el encuentro. La seguridad de nuestros jugadores, cuerpo técnico, logísticos y los miembros del otro equipo también está comprometida y hacemos responsables a los organizadores donde algo grave llegue a suceder", acotó el 'Frente' en sus redes.

En este orden de ideas, la llave en la que aventajan los 'Musicales' por 3-0, luego del juego de ida celebrado el 25 de abril en el césped del Manuel Murillo Toro de Ibagué, sigue sin definirse. Mientras tanto, La Equidad, el rival de tolimenses o vallecaucanos sigue a la espera, después de haber eliminado al gran favorito del certamen liguero: Atlético Nacional, en una llave que se definió en el Atanasio.






Síguenos en Google News