Duro cruce de versiones de Álvaro Montero y Gabriel Camargo: Máxima tensión en la interna del DEPORTES TOLIMA






Duro cruce de versiones de Álvaro Montero y Gabriel Camargo: Máxima tensión en la interna del DEPORTES TOLIMA


De escándalo nacional va la 'novela' que involucra al arquero del Deportes Tolima, Álvaro David Montero, y al presidente y dueño del club, Gabriel Camargo Salamanca. quienes salieron a entregar sus versiones en medios radiales acerca de la situación que, hoy por hoy, tiene al guardameta de proceso de Selección Colombia relegado a la suplencia del equipo, en un hecho por demás insólito. 

La versión de Montero

En entrevista concedida al programa 'El Vbar' de Caracol Radio, tanto el portero como el dirigente deportivo se tiraron fuertes pullas por las que -parecerían- irreconciliables diferencias en materia contractual, pues el deseo del jugador es abandonar la institución lo más pronto posible, y del exsenador retenerlo a toda costa, en un vínculo que los ata hasta el próximo 31 de diciembre, según se supo.

"Son decisiones que a la larga el jugador tiene que asimilar, como un ser profesional, porque eso es lo que tenemos que dejar plantado desde el primer minuto. Con el profe todo va muy bien, ha sido insistente, trabajador. Ya por parte de la dirigencia es difícil tener un concepto, porque después de la Copa América (Julio 2019) yo más nunca hablé con el senador", dijo Montero.

"No sé a qué se debe esa situación. Por ahí disque estuvo insinuando y diciendo cosas que a uno lo toman por sorpresa, porque no es la situación que uno está pensando. Pero ahora aprovecho la posibilidad de todo esto, porque de cierta manera el futbolista se ve afectado por todo lo que se dice. Qué pelea, que una cosa, que la otra, pero quiero aclararle a los hinchas eso", agregó.

Y es que según Camargo Salamanca, la intención del golero sería la de marcharse en junio, pese a que le restarían seis meses de contrato, por lo que de acuerdo con el exparlamentario, máximo accionista del 'Vinotinto y Oro', puso el tema en manos de sus abogados, en pro de hacer -lo que considera- los derechos del club sobre el meta, el cual era uno de los 'activos' a vender pronto.

Acusación que el joven arquero negó de forma rotunda. "No hay nada de cierto hay de eso. Una cosa es que quisiera hacerlo de mala manera, pero el dueño del equipo va a querer el beneficio para su club, pero yo también tengo que pensar en el mío, en estar bien, cómodo, que va de la mano a todas las cuestiones deportivas que hemos conseguido en Tolima", refirió el jugador.

"Obviamente la intención de irme siempre ha estado, lo dicho abiertamente, incluso a los directivos. Me he ganado esa posibilidad de salir, de pelear, de tener una mejor condición, queriendo que el club que me dio la opción en Colombia tenga su respectiva ganancia ante una transacción. Pero es muy complejo saber qué está pensando el dueño del equipo", resaltó.

¿Hablaron de renovación?

Según Montero, Camargo sí se acercó a manifestarle la posibilidad de extender su contrato, pero las condiciones no le son favorables. "Para el club quizá puede ser un poco caro, pero es lo que yo quiero, o lo que pienso que me merezco, en lo que voy a estar cómodo y mi familia también. El club tiene su posición de un negocio bueno para ellos, pero no para el jugador", señaló el guajiro.

Dejó en claro que está abierto a todas las situaciones, sin descuidar sus condiciones y deseos. "No es posible que llevo acá cinco años ganándome el mismo salario y soy un jugador que se valoriza todo los días para el club y a la larga el jugador no se beneficia en nada. Es básicamente la postura en la que no estoy. No soy desagradecido", dijo Montero, de 25 años y un título en la 'tribu'.

Y es que el hecho de haber sido uno de los héroes la segunda estrella del club, el competir en torneos como la Copa Libertadores o Sudamericana con éxito. o el haber estado en los planes del anterior estratega patrio, el portugués Carlos Queiroz, en nada cambió -apegados a sus palabras- su salario con los 'Musicales', quienes han sido protagonistas en diferentes torneos gracias a su talento.

Repitió una y otra vez que su deseo no es quedarse con el pase en la mano, como podría acontecer si no llegan a un acuerdo para su continuidad. "A mi modo de ver no he actuado de mala fe, como lo hace ver don Gabriel. Pero son términos y lo que quiero decir es que los jugadores nos debemos a la hinchada, para lo que nosotros nos pagan, y no me gusta que tergiversen nada", aclaró Álvaro.

Y refutó los argumentos que en su momento dio el técnico Hernán Torres, sobre las razones para sentarlo. "¿Por qué dicen que es una situación futbolística si hace 20 días estábamos jugando una final por el desempeño del portero. ¿Entonces si pierdes un partido ya no sirves y te vas al banco el resto de temporada?...Pero al ver esta situación veo que va por otro lado", mencionó el jugador.

"A la larga me están diciendo que soy un desagradecido, cuando llevo cuatro años en el Deportes Tolima, peleando títulos, porque hemos estado en final o semifinal, haciendo cosas buenas, valorizándote", manifestó. Y lo que quiere es que el club tenga al menos un acercamiento, "para conversar tu proyección y si llega una oferta económica la evalúen al menos como agradecimiento".

El jugador dijo que lo que anhela es estar en competencia, trabajando a la par del grupo. "Es un año de Selección (Colombia), de cosas buenas para el fútbol, tanto para el Tolima como a nivel personal. Pero de antemano uno tiene que ser profesional y si me toca estar en la cancha daré el cien por cien, y si no me corresponde igual. A veces las perspectivas son diferentes", comentó el guardameta.

La versión de Camargo

Por su parte, el dirigente del conjunto ibaguereño, en el mismo medio, salió a hablar sin tapujos del asunto que tiene en boca de todos la interna del 'Vinotinto y Oro', hoy por hoy el líder de la Liga BetPlay 1 2021, y que compite en la Copa Conmebol Sudamericana, en la que está a un paso de clasificar a la fase de grupos del torneo, tras la goleada propinada al Deportivo Cali (3-0).

"Él no está pasando por un buen momento, lo han criticado ustedes los periodistas, y se tomó la determinación de que vaya a la suplencia. Y eso es todo lo que ha pasado, el señor ha recibido de la mejor manera esto, no ha habido el menor problema de nada, ni ha manifestado si inconformismo", inició Camargo en su declaración, tratando de bajarle la temperatura al tema.

Sin embargo, cuando le preguntaron sobre quién había dado la orden de 'sentar' al golero, el boyacense dijo con vehemencia. "Eso no interesa, yo defino las cosas de común acuerdo con Hernán Torres. Pero suponiendo que así fuera, él (Torres) tiene la potestad de sentarlo y yo tengo el derecho de hacerlo, porque soy el que pongo la plata, y el único que veo por el Deportes Tolima".

"Si yo pongo la plata, si yo contrato, yo tengo derecho también. Y más cuando veo el fútbol como lo veo y lo siento. Entonces puedo decirlo, no le den más largas al tema, pero qué tal que como dueño no pudiera hacerlo....Les pido por un momento que se pongan en mis zapatos, y teniendo la plata y corriendo todos los riesgos, no pueda decir si juega o no un futbolista", enfatizó.

"Yo manejo las cosas como las debo manejar. Estoy muy encima y pendiente de todos los detalles", tiró el polémico dirigente, quien prácticamente se adjudicó todos los méritos de su escuadra. "Si podemos decir que hay éxito en el Deportes Tolima es por eso", agregó el veterano directivo, quien tiene fama de conflictivo, a juzgar por los múltiples antecedentes que ha tenido con sus empleados.

Para Camargo, conocido por 'molestar' a sus jugadores con el tema del peso, Montero está pasado de kilos. "Él está excedido de peso. Está ocho o 10 kilos por encima del peso que debe tener. Y es uno, sino el primero, que más alto tiene su nivel de grasa. Eso también pasa, entonces son múltiples factores que analizamos y por las que tomamos la determinación", señaló el exsenador.

La propuesta del dueño de la 'tribu'

Para solucionar estas diferencias, y que el arquero siga siendo integrante del equipo 'Pijao', Camargo le pidió al jugador, palabras más, palabras menos, que "aterrice" en sus pretensiones económicas, que según dijo está por el millón de dólares en su pase y $150 millones de sueldo. Cifra que estaría muy lejos de las posibilidades actuales del equipo, que ha dejado ir a otros jugadores por cifras similares.

"Que aterrice, y por qué. Yo le he dicho que prorroguemos y que siga, pero él no quiere (...) Yo qué voy a dar un millón de dólares, si él es hechura del Tolima. Tiene sus cualidades y sus condiciones, no se le puede negar, pero él se hizo en Deportes Tolima y lo que es se lo debe al club, porque él venía de ser suplente en el Cúcuta Deportivo cuando lo contratamos", apuntó Camargo.

Para el máximo dirigente de la 'tribu', quien en las últimas cuatro décadas ha regido sus destinos, lo que buscaría Montero sería forzar su salida. "Me contaron que ya lo están ofreciendo a Nacional, no sé si será cierto o no", dijo. Y sobre la opción de que vuelva al primer equipo, zanjó la discusión: "Tiene que ganárselo, sería muy bruto yo que en su mejor época lo hubiéramos mandado a la banca".






Síguenos en Google News