Hernán Torres y una clasificación exprés: Segunda final con DEPORTES TOLIMA y la hora de cobrar revancha






Hernán Torres y una clasificación exprés: Segunda final con DEPORTES TOLIMA y la hora de cobrar revancha


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Si algo tiene claro el técnico del Deportes Tolima, Hernán Torres Oliveros, es que la presión que tiene sobre sus hombros es mucho más grande que la que podría sentir dirigiendo a cualquier otro club del fútbol profesional colombiano, sin lugar a dudas. Y por una sencilla pero contundente razón: Está a 90 minutos de ser campeón con el equipo de su vida, el que lo vio crecer como futbolista desde que vivía en el barrio La Francia, y en el que inició su sendero como entrenador.

Más aún cuando viene de protagonizar dos estruendosos fracasos en la escena local, con la prematura eliminación en la Copa Sudamericana del año anterior, a manos del modesto Unión La Calera de Chile, y el duro revés en la Liga 2020, cuando fue eliminado en los cuartos de final por su 'Bestia Negra': Junior de Barranquilla, que parece tenerle la medida a los 'Pijaos' y lo ha sacado de cuánto evento ha tenido al frente. Una pesadilla que aún no termina. 

Sin embargo, al timonel tolimense le bastaron apenas dos partidos para clasificar al equipo a una nueva final en el FPC, luego de dos años y medio y la incomparable alegría del 2018-1 con Alberto Gamero. Y no solo eso: A nivel personal volverá a disputar una máxima instancia tras más de 10 años. La única a la que pudo avanzar con los de Ibagué la Liga 2 del 2010, que jugó luego de eliminar de forma dramática al Independiente Santa Fe, pero que perdió ante Once Caldas.

"Cuando uno gana y consigue esta clasificación todo es positivo, en lo futbolístico pienso que hicimos todo, trabajamos todo. Tuvimos un equipo con jerarquía, que supo manejar estas instancias, porque cuando le empatan a uno coge vida el rival, pero Tolima tiene muchos jugadores de peso", dijo un emocionado Torres, a quien le ha tocado vivir las 'verdes' y las 'maduras' con esta divisa, de la que incluso estuvo a punto de irse.

Torres, en su primera era con el elenco del cual es hincha, vivió revés tras revés en la historia de la Copa Colombia. En 2008 y 2009 no pasó de la primera fase, en tanto que en 2010 y 2011 apenas alcanzó los octavos y los cuartos de final. Luego partió de la institución y aunque clasificó con Millonarios a la gran final de la edición del 2013, la perdió justamente en el césped del Atanasio Girardot, a donde se jugará su suerte el próximo 11 de febrero.

Así que motivos para tomar revancha -de una vez y por todas- hay de sobra para el entrenador, que es muy consciente que tiene una deuda pendiente con la hinchada del 'Pijao' pero en especial consigo. Y qué mejor momento que saldarla con solo tres partidos disputados, más uno en el que sumó en los 'escritorios', en contraste con la campaña del 2014, por ejemplo, en la que tuvo que disputar 18 cotejos para dar la vuelta olímpica. Las paradojas del fútbol. 

Foto: Dimayor






Síguenos en Google News