'Explotó' Hernán Torres, tras el desastroso arbitraje de Luis Trujillo: "Hoy más que nunca soy hincha del VAR"





'Explotó' Hernán Torres, tras el desastroso arbitraje de Luis Trujillo: "Hoy más que nunca soy hincha del VAR"





Como muy pocas veces suele hacerlo, el técnico del Deportes Tolima, Hernán Torres Oliveros, se pronunció de forma directa sobre la actuación de un árbitro: En este caso el vallecaucano Luis Fernando Trujillo, en el amargo empate (2-2) frente a Millonarios, como local, por la fecha 12 de la Liga BetPlay 2020. Y no era para menos, pues el juez le impidió lograr lo que hubiera sido una importante victoria en sus aspiraciones de clasificarse anticipadamente a los 'Play Offs' del torneo.

El entrenador de los 'Pijaos' no dudó en recordar aquel juego del 12 de mayo del 2007, ante Independiente Santa Fe, cuando una falta del entonces arquero Agustín Julio, a más de dos metros del área, fue sancionada de forma insólita como penal por el árbitro caldense Jorge Hernán Hoyos, el cual transformó en gol el volante Christian Marrugo, quien le dio la clasificación a los 'Cardenales' a los cuadrangulares (1-2). Luego de dicho compromiso, el silbato fue 'borrado' del panel. 

"Esto de hoy me acuerda de, hace mucho años, cuando era técnico del Tolima, un partido que jugamos contra Santa Fe, que me cobraron un penalti un metro antes de la raya del área. Ese día pitaba Jorge Hernán Hoyos y no pitó más en el fútbol colombiano, ¿No? Por pitar un penalti un metro antes de la raya", recordó Torres, extrañado por la actuación del juez central, quien quedó en evidencia ante las cámaras de la transmisión oficial, que mostraron sus garrafales fallas. 

"El penalti hoy (Mano de Ríos) fue muy afuera y no sé por qué tomó la decisión de pitarlo. Hoy más que nunca creo que debe haber VAR, me parece que el VAR es vital. Aunque en Medellín nos perjudicó a nosotros, pero con lo de hoy tiene que existir el VAR. Corrige cualquier situación dudosa que pueda pasar. Y con lo de hoy soy hincha del VAR y juzguen ustedes en sus casas", agregó Torres, quien agregó que la infracción pitada a Ómar Albornoz tampoco era para penal.

Autocrítico

Pese a la evidente influencia de las decisiones de Trujillo en el trámite del compromiso, el adiestrador de la 'Tribu' no ocultó el gran bajón que tuvo su escuadra en la segunda mitad, en la que dio ventajas en materia defensiva y no puso reaccionar tras el empate logrado desde los 12 pasos para la visita por el delantero Ayron Del Valle, cuando el cronómetro indicaba los 69' de juego y había aún mucha 'tela por cortar'. Sobre todo en materia física, en donde se vio 'fundido' a su plantel. 

"Hay que reconocerlo, Millonarios hizo un gran trabajo en el segundo tiempo. Nosotros nos amilanamos, perdimos muchas pelotas y es algo que tengo que hablar con el grupo de jugadores, pero bueno, ustedes ya saben", manifestó el entrenador, quien fue enfático en admitir las falencias de su grupo para que se diera este resultado, que pese a que no era el deseado, le permitió sumar un punto más en su meta de lograr el cupo a la semifinal liguera, con ocho juegos más por delante.

"Tuvimos algunas circunstancias, como la lesión del central nuevamente (Sergio Mosquera), unos cambios e improvisar, pero tenemos un grupo humano importante, que está trabajando y que está afrontando los partidos como si fueran finales. Todos le quieren ganar al Tolima, al líder, y es normal, porque al primero hay que vencerlo siempre. Seguiremos trabajando y buscaremos no dar ventajas, porque las dimos", manifestó Torres.

Para el técnico de 58 años, quien marcha invicto y líder del campeonato liguero, es seguro que "ninguno quiere tomar decisiones equivocadas. Este es el juego y dimos ventajas", en relación a que si su equipo se relajó con la tempranera ventaja y permitió la reacción de su adversario, que fue de menos a más en el compromiso y generó situaciones de peligro, más allá de la actuación arbitral que le facilitó lograr el empate. 

Y explicó la inclusión del volante Daniel Cataño, quien no llenó las expectativas cuando sustituyó a Albornoz. "Sentí que necesitaba la pelota, estábamos en un 'ping pong', corriendo como locos, íbamos ganando 2-1 y creí que requeríamos una pausa, una tenencia, un respiro. Traté que se juntaran con (Jaminton) Campaz, y empezó bien pero luego se cayó. Es normal, viene mucho rato sin jugar", precisó Torres Oliveros. 





Síguenos en Google News