Polémico: Wílder Medina y sus declaraciones sobre la final perdida por DEPORTES TOLIMA en 2010-2





Polémico: Wílder Medina y sus declaraciones sobre la final perdida por DEPORTES TOLIMA en 2010-2






Acostumbrado a dar siempre de qué hablar, más por sus actitudes extrafutbolísticas que por su gran derroche de talento en el campo de juego, el cual no supo explotar para su beneficio, el hoy exjugador Wílder Andrés Medina Tamayo, el mismo que salió por la puerta de atrás del Deportes Tolima en 2012 tras ires y venires, generó revuelo en las últimas horas con sus más recientes declaraciones.

En entrevista concedida al programa 'Los Dueños del Balón' de RCN Ibagué, Medina 'despató la olla' y casi 10 años después se refirió a un presunto problema con los premios ofrecidos al equipo 'Vinotinto y Oro' si salían campeones de la Liga 2, en aquella final disputada frente al Once Caldas: La cual perdió la 'tribu' el 19 de diciembre de 2010 con un contundente 3-1, luego del 2-1 a favor en la 'ida' que había despertado la ilusión de los hinchas.

"Si me desmotivó mucho antes de la final que ya habíamos tenido un arreglo con el dueño del equipo (Gabriel Camargo). Y cuando llegamos a Manizales, dos horas antes de la charla, el capitán (Gerardo Vallejo) le dijo al dueño del equipo que se acordara (de pagarles) apenas terminara lo del partido, que iríamos con toda a ganar esa final. Porque Once Caldas no tenía mejor equipo que nosotros , ni por el berraco", adelantó el controvertido exfutbolista.

"Yo creo que la motivación del futbolista también es el dinero. Cuando uno tiene una motivación extra...Yo ya tenía planes con esa plata que me iba a ganar, no tenía casa, mi mamá tampoco, eso fue algo que me molestó un poco, porque cada uno tenía su arreglo. Y lo que el hombre dijo fue: '¿De dónde correas si no hay cueros?', que el estadio no se había llenado, pero la verdad dos horas antes de una final no puede decir eso", agregó Medina.

"Así le diga mentiras a uno y que después de la final le dé a uno en la 'cabeza', está bien, pero a mí la verdad me decepcionó, me decepcionó, no fue la misma motivación. E hizo que el equipo no jugara bien, porque allá no lo hicimos. Cuando yo hice el gol contra Santa Fe le dije que me regalara una casa para mí mamá. Ella se vino a hacer las vueltas, y por ahí debe estar archivada la promesa de venta y me dio tristeza", indicó el artillero.

En otras palabras, el delantero confirmó que sí hubo un cambio de premios en esa importante disputa para la institución, que venía de perder -hace cuatro años- la posibilidad de sumar su segundo trofeo a nivel local, en la fallida definición ante el Cúcuta Deportivo como local. Y que bajo la batuta del ibaguereño Hernán Torres Oliveros se había quedado ad portas, seis meses antes, de jugar la final, luego de la increíble serie de penales frente a La Equidad en el Murillo Toro.

"No hay motivación acá. Yo era el que menos ganaba. Llegaban jugadores de otros lados, les pagaba un poco de plata y Wílder Medina los 'banqueaba a todos'. Esa era la realidad. Eso fue lo que pasó en la final, no tengo rencores con nadie", complementó en su versión el antioqueño, goleador de los 'Musicales' en la Liga 2 2010 con 16 anotaciones, al final insuficientes para colgarle, en ese entonces, la segunda estrella al equipo.

Según Medina, quien abandonó la institución por consumo de cocaína, como lo divulgó el club en su momento,"en vez de motivar al mejor de la cancha, al que hacía las cosas bien, lo desmotivaba. Porque como era acá del club, ese era un problema".

Y es que sobre esa final en el césped del Palogrande un sinfín de conjeturas se 'tejieron'. Pero hasta el momento ningún integrante de esa nómina se había atrevido a hablar de frente de un tema que estaba sobre la mesa, de la forma en que lo hizo Medina, quien recaló en 2013 en Independiente Santa Fe. Ni más ni menos que el de los incentivos económicos ofrecidos por Camargo Salamanca para lograr los objetivos propuestos, que ha dado pie para toda clase de señalamientos.

De hecho, en 2018-1, en la consecución del título liguero frente al Atlético Nacional en el Atanasio Girardot, uno de los temas que también generó comentarios fue ese: El de los premios ofrecidos al plantel. En ese momento, la dirigencia decidió hacerlos públicos en sus redes sociales, con lo de los 'famosos $700 millones' lo que causó molestia en el plantel, que aún así logró la gesta esquiva en 2006, 2010 y 2016.

"Mis compañeros quizá no lo digan pero yo sí", recalcó Wílder Andrés, quien se ufanó en decir, en más de una oportunidad, que el dirigente boyacense era como un 'padre' para él. Pero que luego de que decidiera su salida del equipo por recurrentes hechos de indisciplina, lo acusó de darle la espalda y de incumplirle una serie de promesas que le había hecho. "Ese señor también me enseñó a ser berraco en la vida y no confiarme en nadie", remató el exfutbolista.

La gran pregunta que surge tras su versión es: ¿Por qué esperó tanto tiempo para hablar?...




Síguenos en Google News