Colombia perdió el 'pulso' y no será sede del Mundial Femenino de la FIFA de 2023





Colombia perdió el 'pulso' y no será sede del Mundial Femenino de la FIFA de 2023






El Consejo de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) decidió este jueves el país sede de la Copa del Mundo Femenina de 2023. Y los países elegidos fueron Australia y Nueva Zelanda, que le ganaron el 'pulso' a Colombia. Así lo anunció el presidente del organismo mundial, el suizo Gianni Infantino. 

Del total de los 35 votos, la delegación nacional apenas consiguió 13, correspondientes a los cuatro Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y los nueve de la UEFA. Con ello no obtuvo los suficientes para quedarse con la sede, frente a los 22 sufragios que consiguió la candidatura oceánica, que logró, sorpresivamente el apoyo de la Concacaf, además de Asia y África.

Imagen

El apoyo de Brasil, que dos semanas antes retiró su candidatura para la respaldar la aspiración 'Cafetera' al final resultó siendo insuficiente para poder albergar el torneo mundialista. Y es que la calificación del organismo en materia logística y comercial fue lapidaria: 2,8 sobre 5, frente a los 4,1 de sus adversarios, que hicieron méritos para quedarse con el certamen.


Al parecer, también influyó en esta decisión el hecho de que en la actualidad no exista una Liga Femenina constituida, pues la edición del 2020 está en duda para hacerse, y las anteriores apenas han sido de tres meses. Con jugadoras que no cuentan con contratos legalmente constituidos y dirigentes de clubes que públicamente han descalificado esta disciplina.

"Examiné con atención los informes. Para mí era una gran responsabilidad, cuando a uno lo eligen como presidente asumir estas decisiones. Me encanta Colombia, sé que habrían organizado un mundial fantástico, pero tenemos que analizar las candidaturas y es lo que yo hice", indicó Infantino, quien justificó su voto hacia los dos países, por encima de la propuesta sudamericana.

La primera representación que tuvo la oportunidad de hacer la presentación de su aspiración fue la de Australia y Nueva Zelanda, la cual duró 10 minutos. Posteriormente vino la colombiana, que tuvo el mismo tiempo límite, y acto seguido la secretaria general de la FIFA, Fatma Samoura dio a conocer el Informe de Evaluación de Candidaturas al citado consejo.

Y fue entonces cuando llegó el momento cumbre: La votación que entregó la organización del evento futbolístico más importante en la rama femenina. La determinación favoreció a australianos y neozelandeses, que además contaban con el voto de la FIFA, que vio con buenos ojos su candidatura por las facilidades en diferentes ámbitos, en contraste con los esfuerzos colombianos. 

Esta será la novena edición del torneo orbital, que se llevó por primera vez en 1991 y del cual el máximo ganador ha sido el combinado de los Estados Unidos, con cuatro títulos. El más reciente el logrado el año pasado en Francia, tras vencer en la final a Holanda. A su vez, será la primera ocasión en que se efectuará en suelo oceánico.

"FIFA en el pasado fue criticado por no prestar atención a la evaluación técnica, pues es lo que hemos hecho para esta candidatura del 2023. Estos informes tienen que tener un significado porque de lo contrario habría que dejar de hacerlos y elegir basados en otros criterios. Es importante tener en cuenta estos informes como elementos fundamentales", acotó Infantino.

Las ediciones anteriores del Mundial, aparte de la francesa, se disputaron en China (1991 y 2007), Suecia (1995), Estados Unidos (1999 y 2003), Alemania (2011) y Canadá (2015). En solo dos de ellas ha participado el elenco patrio. En 2011, en el que se quedó en fase de grupos, y 2015, cuando logró avanzar a los octavos de final, pero cayó frente a las estadounidenses.


Síguenos en Google News