¡Cero y van tres! Montero, el nuevo arquero sancionado en DEPORTES TOLIMA por positivo en muestras antidopaje



¡Cero y van tres! Montero, el nuevo arquero sancionado en DEPORTES TOLIMA por positivo en muestras antidopaje




Este martes entró en vigencia la sanción de dos meses al arquero del Deportes Tolima, Álvaro Montero, quien fue castigado por un resultado adverso en una prueba antidopaje practicada a finales del segundo semestre del año anterior. Lo que llama la atención es que el caso del guajiro no ha sido el único en la institución para ese puesto.

En efecto, Montero se convirtió en el tercer arquero del 'Vinotinto y Oro' al que le fueron encontradas sustancias prohibidas en los últimos ocho años. Los otros dos fueron el barranquillero Jáner Alberto Serpa y el santandereano Luis Enrique Delgado, quienes también debieron purgar sanciones tras hallársele rastros de su consumo.

En el caso del espigado portero guajiro, Álvaro debió presentar la prueba antidopaje el pasado 21 de noviembre, en la 'ida' de la semifinal de la Liga Águila 2 2018, tras el empate (2-2) de la 'tribu' ante Independiente Medellín, en el estadio Atanasio Girardot de la capital antioqueña. Así quedó consignado en la planilla de Coldeportes.


De acuerdo con el análisis de las muestras por parte del labotatorio de Salt Lake City (Estados Unidos), el cancerbero de 24 apareció con Isometepteno: Sustancia presente en medicamentos para el tratamento de la migraña severa, pero que es prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés).

Según el médico de la institución, Carlos Fernando Niño, en diálogo con 'Planeta Fútbol' de RCN, Montero nunca tuvo la intención de sacar provecho de esta sustancia, que está específicamente reseñada en la categoría S6, inciso B (Estimulantes Específicos), junto a otras del mismo rango.

"Con beneplácito recibimos la información, ya que el Comité Disciplinario verificó y constató que en ningún momento el jugador quiso hacer dopaje, ni engañar la competencia. Por fortuna todo se aclaró, y apenas serán dos meses", indicó Niño al citado medio de comunicación, en en el que agregó que Montero no lo consultó sobre el medicamento consumido.

El tema estaba pendiente de resolverse desde febrero, cuando se filtró a los medios de comunicación el 'positivo'. O tal vez antes, pues no en vano el presidente y dueño de la 'tribu', Gabriel Camargo Salamanca, apostó por contratar un tercer guardameta: El experimentado Víctor Hugo Soto, ex Deportivo Pereira y Aucas de Ecuador.


Los otros casos

Por su parte, en el caso de Serpa, el portero recibió el 30 de agosto de 2011 una sanción de dos meses por el consumo de sibutramina, compuesto presente en un fármaco de origen chino para eliminar grasa, el cual no habría reportado al departamento médico de la institución. El proceso estuvo vigente desde enero, cuando se conoció del resultado adverso.

Su lugar fue ocupado por el golero pereirano Alejandro Botero, quien fue contratado previendo esta novedad tras su paso por Boyacá Chicó, aunque Serpa también resultó lesionado. En el club de la 'Tierra Firme' el risaraldense duró hasta finales del año, en el entonces plantel dirigido por el ibaguereño Hernán Torres Oliveros, luego del retorno del 'currambero'.

Y el 3 de noviembre de 2017, la Dimayor le aplicó seis meses de para obligatoria al veterano Delgado por la aparición de la misma sustancia: Sibutramina. En el caso del santandereano, quien para la época de la pena ya no hacía parte de la 'tribu', la prueba se efectuó el 8 de diciembre de 2016: En la 'ida' de la 'semi' de la Liga 2 ante Atlético Bucaramanga, cuando era suplente de Joel Silva.

Delgado compró el producto 'Lipoblue', el cual no tenía registro sanitario del Invima, entidad que posteriormente lanzó una alerta sobre los riesgos de ingerir este medicamento para perder peso. "Lo investigué ante el Invima y el Ministerio de Salud y no había nada que dijera que era fraudulento. Pero ya en enero el Invima lanzó la alerta, cuando ya lo había consumido", indicó Delgado.

Se recuerda que a inicios del 2017 Delgado no estuvo en varias de las convocatorias del equipo para afrontar la Liga Águila 1. Se alegó en ese entonces motivos personales, que lo llevaron a estar en duda de ser inscrito para dicho torneo. Pero lo cierto es que algo se 'cocinaba' sobre el posible doping, más aún tras la llegada de Aldair Quintana, ex Independiente Medellín, como tercer golero.