Acolfutpro denunció presiones sobre sus futbolistas tras anuncio de huelga en el FPC



Acolfutpro denunció presiones sobre sus futbolistas tras anuncio de huelga en el FPC




Luego de que este miércoles se hiciera el anuncio de huelga general, la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) denunció presiones hacia sus afiliados, al parecer por directivos de algunos de los clubes de la Liga y el Torneo Águila, quienes buscarían 'tumbar'la protesta de los jugadores a cómo dé lugar.

Con un comunicado de prensa, la agremiación dejó ver su preocupación por las represalias que podrían sufrir sus miembros, quienes solo han pedido negociar con los presidentes de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) y la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) el pliego de peticiones que radicaron el pasado 11 de septiembre.

"Denunciamos ante la opinión pública y las autoridades nacionales, las presiones, amenazas de despidos, vetos para volver a ser contratados y sanciones disciplinarias y económicas de las que hoy, están siendo objeto nuestros asociados, por parte de algunos directivos de los clubes, como represalia por anunciar el cese de actividades ante la negativa de los presidentes de FCF y Dimayor a negociar sus peticiones", publicó Acolfutpro.

Según la asociación, algunos directivos deslegitiman la autoridad del Ministerio del Trabajo sobre asuntos laborales, "desconociendo que la legislación laboral protege los derechos de asociación y negociación, tildando de irresponsables a las y los futbolistas que lleven a cabo el cese de actividades".

Para la Acolfutpro, la normativa laboral colombiana y mundial, como la contemplada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), garantiza el derecho a la protesta para reinvidicar su profesión y exigir mejores condiciones económicas y logísticas en el ejercicio de la misma.

"En efecto, el artículo 200 del Código Penal dispone: 'El que impida o perturbe una reunión lícita o el ejercicio de los derechos que conceden las leyes laborales o tome represalias con motivo de huelga, reunión o asociación legítimas, incurrirá en pena de prisión de uno (1) a dos (2) años y multa de cien (100) a trescientos (300) salarios mínimos legales mensuales vigentes'", agregó la asociación.


Llamado al diálogo

Frente a las repercusiones mediáticas que ha generado este tema, el viceministro de Relaciones Laborales e Inspección, Carlos Alberto Baena, propuso una reunión este lunes entre los miembros de Acolfutpro y la dirigencia del fútbol nacional, para evitar lo que parece inminente: El cese de actividades, justo en la recta final de los campeonatos de la A y la B.

"Ante posible cese de actividades de jugadores del fútbol profesional, el Ministerio de Trabajo invita a la Dimayor, la FCF y a Acolfutpro a diálogo social en mesa de negociación tripartita (trabajadores, empresas y gobierno)", puntualizó Baena, quien espera poder dar su aporte para solucionar este impase, que tiene en vilo el desarrollo de los rentados profesionales.

Foto: Dimayor
Mientras tanto, Jorge Enrique Vélez, presidente de Dimayor, como Ramón Jesurún, su par de la Federación, han guardado silencio sobre este asunto, que también ha sido censurado en diferentes medios de comunicación, como Win Sports: Canal que transmite los partidos de la Liga y el Torneo, pero que se encargó de no mostrar las manifestaciones de los futbolistas.


Síguenos en Google News