Gamero, abatido tras la derrota de DEPORTES TOLIMA ante La Equidad: Me hubiera conformado hasta con el 0-0



Gamero, abatido tras la derrota de DEPORTES TOLIMA ante La Equidad: Me hubiera conformado hasta con el 0-0




Muy pocas veces se le ha visto al técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, de la forma en la que se le vio en la noche del viernes en la zona de prensa, tras la dura derrota sufrida por su equipo ante La Equidad (0-1), como local, cuando el tiempo expiraba en el cronómetro y el empate era un aceptable consuelo de una noche negra.

Tardó en llegar al sitio dispuesto para atender a la crónica deportiva y, pese a que era evidente que no tenía ánimo de atender a los comunicadores, hizo un esfuerzo por poner la cara y reconocer el mal partido que hicieron sus dirigidos por la fecha 12 de la Liga Águila 2 2019, que los llevó a perder ante los 'Aseguradores' como local tras casi 12 años.

Gamero, como pocas veces lo hace, no tuvo reparo en decir que el encuentro celebrado en el 'Coloso de la 37' fue un desastre y que se vio tan impotente de no encontrar las fórmulas para darle giro a una historia hasta cierto punto predecible, por las opciones que tuvo el 'verde' bogotano antes de anotar en la valla contraria. Era un gol que se veía venir.

"El único concepto del equipo que tengo del equipo hoy (viernes) fue que jugamos muy mal. Y cuando juegas mal vas a perder. Nos desorganizamos, caímos en el error de ganar el partido en las contras que de pronto nos montaron ellos y pocas veces tuvimos el balón y cuando lo tuvimos nunca profundizamos", adelantó Gamero.

"Jugamos mal porque cuando llegábamos a la línea de fondo a tirar un centro no lo tirábamos bien. Y en el segundo tiempo, cuando se pensó en organizar el equipo con dos mediocentros, un 10, un mediapunta y un delantero nos hacen el gol con un equipo desorganizado", agregó el técnico costeño.


Preocupante

Para el 'Sonero' debe ser frustrante cómo su divisa ha dejado escapar en solo seis partidos un total de 10 puntos, que lo tendrían muy cómodamente instalado entre los ocho mejores del campeonato. Y no en serio riesgo de salir del selecto grupo, como acontecerá tras esta caída, debido a su incapacidad para hacer respetar su casa.

"Me tiene triste lo de hoy, pero sé que hay material no para jugar un partido de estos, porque jugamos mal. Lo hicimos con casi el mismo equipo que veníamos jugando sin tanto cambio. Los jugadores son seres humanos y hay partidos que no están, el equipo no estaba hoy (...) Este no es el Tolima", puntualizó el adiestrador.

"Tanto es así que de pronto con el 0-0 hasta me hubiera conformado, porque vi que me podían generar. Nosotros no fuimos claros atacando (...) Creánme que tenía hace mucho rato sin sentirme con esa impotencia en el banco, porque no veía el equipo por ningún lado. Ni con (Juan Pablo) Nieto de 10 lo vi", complementó Gamero.

Pese a ello, se mostró optimista en sumar las unidades necesarias para estar en los cuadrangulares semifinales por segunda vez en el año. Algo que en el caso del entrenador representaría su noveno tiquete a instancias semifinales de 10 posibles, todo un récord en el fútbol profesional colombiano, tan volatilizado.

"No podemos pensar en lo que se ha perdido, tengo que pensar en lo que viene. Todavía faltan 24 puntos, ya lo que se perdió se perdió, no es bueno perder 10 puntos en casa, pero vamos a pensar en lo que viene. Esto todavía esta apretado y no nos vamos a dar por vencidos", afirmó el timonel de los 'Musicales', al que le espera un arduo trabajo en los próximos días.


Golpe para su familia

Gamero se mostró afectado por saber que su familia, presente en la tribuna Occidental del Murillo Toro, tuvo que soportar los insultos hacia él, tras la debacle sufrida frente a los capitalinos. Como quizá desde hace un buen tiempo no sucedía, pues enseñó a los hinchas a tener a su divisa siempre en los primeros lugares que hasta resulta extraño.

"A mí es el primero que le da tristeza cuando pierdo acá, porque ahí está mi señora arriba en la tribuna y sé la cantidad de cosas que me gritan, y eso me duele. Por ella y por la gente, y salgo dolido porque queríamos triunfar y llegar a los 18 puntos. Y estamos en esa encrucijada de que nos quitaron los puntos y que vamos a quedar por fuera de los ocho", apuntó.

Se vendrán para el estratega y su plantel dos juegos vitales en sus aspiraciones, ambos por fuera: El del miércoles (7:45 p.m.) en Palmaseca ante Deportivo Cali, por la 'ida' de la semifinal de la Copa Águila 2019, y el del domingo 29 de septiembre frente al Atlético Nacional, por la fecha 13 de la Liga. Solo un resultado posible en ambos: Ganar.