Daniel dice: Complicados



Daniel dice: Complicados




Por: Daniel García Jr.

La situación para Deportes Tolima en la Liga Águila 2 2019 se empezó a complicar, luego del empate ante Once Caldas (0-0). Más que el resultado, lo que realmente preocupa es la poca generación de juego que hay en el mediocampo. Un equipo sin ideas, inseguro a la hora de defender y sobretodo que no crea opciones de peligro a su favor.

Esa es la realidad de los 'Pijaos', que luego de su victoria ante Independiente Santa Fe (4-0) no han vuelto a tener un partido con esa misma solvencia táctica y efectividad. Salvo en los juegos de Copa Águila 2019 frente a Orsomarso, en los que hay que tener en cuenta que se enfrentó al último en la tabla de la Segunda División.

El partido frente a los 'Albos' fue malo por donde se mire. Inquieta seriamente algunos aspectos futbolísticos en las zonas de juego. Esto debe tener muy pensativo al ‘Sonero’ Gamero, debido a que se tiene un gran plantel nominal, pero no está rindiendo y la situación en tabla lo evidencia.

El cuarteto defensivo se ve inseguro y no está dando garantía. El regreso de Sergio Mosquera fue injustificado, teniendo en cuenta que José Moya venía haciéndolo bien, sin ser superlativo. Los laterales tuvieron poco aporte en materia ofensiva, especialmente Juan Guillermo Arboleda, que por momentos juega displicente. Danovis Banguero, en tanto, lució quedado en las contras del rival.

Pero la mayor preocupación radica en zona medular, donde no se está generando riesgo. Los medioscentros Carlos Robles y Larry Vásquez no marcan y eso se ve en cada acción de ataque del rival, en las que son fácilmente superados. Juan Pablo Nieto que venía a suplir a Rafael Carrascal o jugar de '10', ayudando a sacar al equipo, no está rindiendo en ninguna posición y se vio perdido en pasajes del partido.

Los extremos se vieron extraviados y predecibles. En el caso del venezolano David Centeno, que a mi juicio esta sacrificado por banda, no está aportando a la generación de juego, por lo que urgen una variante ahí. Álex Castro ayer no pudo con la defensa rival y si bien es el referente en ataque tuvo una discreta actuación.

Otra de las preocupaciones es el delantero centro. Un Diego Valdés que nada que puede consolidarse. Se sabe que tiene condiciones, pero es fácilmente superado por los defensores contrarios, aunque también hay que decirlo no tiene un socio que le ayude y con el que se pueda asociar y crear opciones de gol.

Independiente de eso, le está quedando grande el puesto y con la salida de Marco Pérez preocupa el panorama en esta zona del campo. Y sin ser jugador de área, le está yendo mejor a Ánderson Plata en esa posición, siendo más desequilibrante en el uno contra uno y jugando a espalda de los centrales adversarios.

Lo único que se rescata del partido ante los 'Blancos' es el canterano Junior Hernández, que sigue recibiendo la confianza de Gamero. Algo muy poco habitual en el samario que no suele darle muchos minutos a los Sub-20. Es un jugador desequilibrante, incisivo y con buena pegada.

La situación esta complicada, siete puntos de 18 posibles lo reflejan. Va el 33% del torneo y ni el juego ni la sumatoria de puntos es positiva. Hay mucho trabajar y corregir, ojalá empiecen a aparecer los recién llegados Guido Vadalá y Kevin Pérez, para así tener más variantes que contribuyan al mejoramiento colectivo del equipo.