Como un padre: Alberto Gamero y la despedida a Marco Pérez, goleador histórico del DEPORTES TOLIMA



Como un padre: Alberto Gamero y la despedida a Marco Pérez, goleador histórico del DEPORTES TOLIMA




Foto: Jorge A Cuéllar

En 11 años de carrera como profesional del delantero Marco Johnnier Pérez hay un técnico que, sin lugar a dudas, dejó una huella imborrable en su proceso formativo, pero también en su consolidación como goleador. Y ese es Alberto Miguel Gamero Morillo, timonel del Deportes Tolima.

El 'Sonero', contra viento y marea, siempre le dio el voto de confianza al chocoano, ya fuera como extremo por zona derecha o como delantero centro, posición en la que en el último año, tras la partida del sanandresano Ángelo Rodríguez a la MLS , rindió. No en vano anotó 34 goles, 17 en la presente temporada.

Fue el hombre que lo hizo debutar en 2008 con Boyacá Chicó y quien lo recibió en junio de 2014 en el 'Vinotinto y Oro', cuando sus registros en las redes contrarias no eran los mejores. Y que tras cinco años bajo su dirección, lo entregará al Al Raed F.C. del fútbol de Arabia Saudí.

"Conozco a Marco desde que llegó al Chicó con una 'tulita'. Y me parece que es un jugador que ha tenido mucha más madurez, estuvo en España, en Argentina, es mucho más centrado y que de pronto en aquel entonces podía por su juventud ser más veloz para apretar a los centrales", expresó Gamero.

Para el samario, a medida que han pasado las temporadas el juego de Pérez evolucionó. "Por su juventud era mucho más rápido. Hoy es más potente que rápido, más fuerte", recordó el adiestrador, con quien el futbolista salió campeón de la Copa Colombia 2014, en Bogotá, y la Liga Águila 1 2018, en Medellín.

"Estoy contento porque es un jugador que aquí llegó y se sacrificó, luchó, nos hizo los goles, nos ayudó a dos títulos y un subtítulo. Es una gran oportunidad que le da don Gabriel (Camargo) a organizar el futuro de su familia", complementó el entrenador magdalenense de 55 años.


Por el mismo camino

El mandamás de la 'tribu' le pidió a Pérez que, ante todo, no pierda las ganas de seguir creciendo como jugador y revalide todo lo bueno que dejó en su estadía en la 'Tierra Firme'. No será fácil, pues de entrada deberá esforzarse por adaptarse de forma rápida a la cultura del Medio Oriente.

"Siempre le he dicho a Marco y a todos mis jugadores: Les pido que sean muy profesionales, aquí y para donde se vayan. Que lleven esa idea, esa enseñanza, esa educación de equipos europeos, de rendimiento europeo. De querer cuidarse", manifestó el entrenador.

"Eso se lo inculco todos los días. Y me parece que estos cinco años que estuvo aquí aprendió mucho, es más profesional ahora y le tocó una oportunidad. Me emociona porque es un jugador que le hablé mucho", finalizó Gamero, responsable, ni más ni menos, de que en su era el club haya vendido a 10 jugadores.