Es oficial: Rionegro Águilas demandó a DEPORTES TOLIMA por la inscripción de Rafael Carrascal



Es oficial: Rionegro Águilas demandó a DEPORTES TOLIMA por la inscripción de Rafael Carrascal




Los tres puntos que obtuvo en el campo de juego Deportes Tolima el pasado viernes con la victoria (0-2) frente a Rionegro Águilas como visitante, por la tercera fecha de la Liga Águila 2 2019, podrían estar en riesgo tras confirmarse la demanda que instauró el equipo antioqueño por la inscripción del volante Rafael Carrascal.

José Fernando Salazar, máximo accionista del club paisa, confirmó en el programa 'Blog Deportivo' de Blu Radio que su hermana y presidenta de la institución, Paola Salazar, procedió a radicar el respectivo reclamo ante la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), por la aparición en planilla del sucreño, quien renunció al club de Ibagué y firmó un vínculo contractual con América.

"En efecto nuestra presidenta implementó la demanda formal frente al Deportes Tolima por las razones bien conocidas por el país y, que a juicio de nuestros asesores legales ameritan una demanda", indicó Salazar, quien ratificó la información que había sido adelantada desde el pasado sábado por El Rincón del Vinotinto.

"Lo que nos compete es la inscripción indebida y fraudulenta de un jugador que no solamente no estaba en el estadio, sino que no tenía vínculo laboral con Deportes Tolima al haber renunciado. La ley laboral no obliga a que un jugador tenga que esperar a que se la acepten. Están constriñendo al empleado a que regrese", complementó.

De acuerdo con el dueño de 'Águilas Doradas', la conducta del club de la 'Tierra Firme' de incluir a Carrascal en su planilla pese a que el futbolista ha manifestado de forma pública su deseo de buscar nuevos horizontes profesionales, atentaría contra su derecho al trabajo.

"Creemos que más allá de la indemnización a la que tiene derecho Tolima, hay un tema de la dignidad del ser humano y la integridad del deportista, al inscribir un jugador en planilla que no se encuentre en la ciudad y que ha presentado una renuncia formal", agregó el dirigente, acostumbrado por su estilo polémico.


Le sacó 'viejos trapitos'

Salazar le recordó a su par, Gabriel Camargo Salamanca, el caso del volante de armado Cléider Alzate, quien según su concepto aún debía cumplir un contrato con su escuadra. Recordemos que el jugador renunció al elenco paisa, jugó un semestre en Deportivo Pasto apoyado en un permiso provisional y luego recaló en las 'toldas' de los 'Musicales'.

"Hay cosas que ética y moralmente indebidas y que en este caso la justicia tiene que estar por encima de la ley. Nosotros vivimos la misma situación con un jugador que casualmente Tolima se llevó, que fue Alzate. Aún tenía contrato por un año y según nuestros asesores podíamos haber hecho lo mismo que ellos hicieron ahora, pero nos abstuvimos", precisó.

Aunque, aclaró, que casos como los del sucreño los considera -pese a todo- una tendencia peligrosa para el rentado criollo, que pondría en riesgo capitales que se inviertan en lo que se conocen como derechos económicos. "No tenemos la confiabilidad de que un jugador, con un contrato, esté ligado a nosotros. Se está abriendo una brecha gigante. Ese es otro tema muy diferente", acotó.

Por último, Salazar dejó en claro que llevará este caso hasta las últimas consecuencias. Más aún cuando está comprometido en el tema del descenso y cualquier punto que pueda cosechar será fundamental en el propósito de salvar la permanencia, la cual estaría bastante comprometida.