¡No hay quinta mala! DEPORTES TOLIMA, más 'papá' que nunca de Atlético Nacional



¡No hay quinta mala! DEPORTES TOLIMA, más 'papá' que nunca de Atlético Nacional






Cinco son los dedos de las manos. Cinco son los aros olímpicos. Cinco son las vocales. Cinco son los continentes. Y cinco son las victorias al hilo que acumula Deportes Tolima ante Atlético Nacional, bajo la batuta de Alberto Miguel Gamero Morillo.

El 'Sonero', el técnico más ganador en 64 años de historia del 'Vinotinto y Oro', prácticamente se ensañó contra el club más grande del país, en una 'paternidad' de dimensiones insólitas para el país futbolero, y que es objeto de toda clase de reconocimientos.

Con el triunfo de este domingo en el Manuel Murillo Toro de Ibagué, Gamerole alargó el suplicio al cuadro 'Verdolaga', que desde aquel inolvidable 9 de junio de 2018 en el Atanasio Girardot anda de fracaso en fracaso, y consumó su eliminación en los cuadrangulares de la Liga Águila 1 2019.

Como también lo hizo el 25 de julio y el 16 de mayo, en el máximo escenario deportivo de los antioqueños, y el 27 de marzo, en el 'Coloso de la 37'. Todas esas victorias con otro factor en común: El marcador, 2-1, como si el destino quisiera agregarle una pisca de sufrimiento a cada una de ellas.


Que se recuerde en el tiempo reciente, ningún elenco del fútbol nacional -¡Ninguno!- logró semejante cantidad de triunfos consecutivos contra el 'Rey de Copas', al que la la 'tribu' ha sacado de circulación en tres de los últimos cuatro campeonatos semestrales en los que ha participado.

En esta ocasión los protagonistas en las redes fueron el delantero chocoano Marco Pérez, quien llegó a 14 goles en lo que va del semestre, de ellos ocho en el torneo liguero, y el volante antioqueño Álex Stik Castro, que tiene en su haber seis, con cuatro de ellos en la competición.

A su vez, el cuadro de la 'Tierra Firme' conquistó su sexta victoria en 10 juegos como local por cuadrangulares o 'Play Offs' ante los paisas. No lo hacía desde 8 de junio de 2011, cuando lo superó 1-0 en la llave semifinal de la Liga 1 de ese año, con tanto del volante Darío Alberto Bustos.

Como dirían en España: ¡Qué linda manita! La misma que llena de orgullo a toda una afición que desde ya sueña con bordar la tercera estrella en su escudo, en un sendero en el que restarían aún 270 minutos por disputar. ¡Con toda, equipo!

Foto: Dimayor




Síguenos en Google News