¿Falta de interés? A menos de tres días, aún hay boletas para el partido entre DEPORTES TOLIMA y Boca



¿Falta de interés? A menos de tres días, aún hay boletas para el partido entre DEPORTES TOLIMA y Boca




Preocupado debe estar el presidente y máximo accionista del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, pues a falta de menos de tres días para el crucial encuentro ante Boca Juniors de Argentina (Miércoles, 7:30 p.m.), en el estadio Murillo Toro de Ibagué, el tema de la venta de boletería estaría estancado.

O al menos eso se puede inferir tras el tempranero anuncio del club en sus redes sociales de que aún hay a disposición del público entradas de todas las localidades, cuando se creía que a esta altura habría tribunas agotadas como las laterales, que tienen un costo de $51.800.


O en la visión de los más optimistas, todo el papel vendido para este trascendental duelo, válido por la quinta fecha del Grupo G de la Copa Conmebol Libertadores 2019, en el que solo servirá ganar ante el subcampeón del torneo para seguir con vida.

Según información entregada a esta redacción por el gerente general Germán Darío Kairuz, el número de boletas adquiridas por los aficionados de cara a este compromiso, a través de las diferentes promociones y venta al menudeo, apenas va por los 10.000, de las más de 25.000 que dispuso la institución.



Y es que los altos precios en tribunas como Oriental y Occidental, con valores que van desde los $155.400 hasta los $310.700, como también la irregularidad del equipo en condición de local y las complicadas posibilidades de avanzar a los octavos de final del certamen, han hecho que el juego pierda interés entre los hinchas.

La campaña en el 'Coloso de la 37' no es buena, pues de los 11 partidos que ha disputado el equipo en las diferentes competiciones (Superliga, Liga y Copa) apenas ganó en cuatro oportunidades, empató en cinco y fue superado en dos: Ambas por Junior de Barranquilla.

En todo caso, se espera que el 'torniquete' se mueva el martes y el propio día del encuentro. Las expectativas de la dirigencia están, como es obvio, en contar con casa llena para el partido más esperado del semestre, y para una buena parte de la última década.