Gamero y el frío balance de la derrota de DEPORTES TOLIMA ante Once: No es hacer cambios por hacer



Gamero y el frío balance de la derrota de DEPORTES TOLIMA ante Once: No es hacer cambios por hacer




Pese al amargo resultado cosechado en la noche del domingo por parte del Deportes Tolima, en su visita al Once Caldas (2-1), el técnico Alberto Gamero tuvo palabras de elogios para sus dirigidos. Más allá de que haya sido la segunda derrota consecutiva y la cuarta en la Liga Águila 1 2019.

Para el samario, la expresión de sus dirigidos en el campo de juego del estadio Palogrande cumplió sus expectativas. Y afirmó que fue una acción aislada la que determinó la derrota, a solo ocho minutos para el pitazo final del árbitro David Nicolás Rodríguez.

"El balance es negativo porque perdimos el partido. Pero creo que por la parte futbolística no era un partido para perder. Me parece que Tolima hizo cosas muy buenas, interesantes y de acuerdo a lo que veníamos haciendo el equipo mejoró ostensiblemente", indicó Gamero.

"Simplemente que cuando las tienes no las metes ves que te las hagan. Y nosotros antes del gol de Caldas tuvimos dos opciones de gol para irnos arriba y no la concretamos", complementó el 'Sonero', quien suma nueve puntos de 21 posibles en la competición.

El entrenador se siente tranquilidad de mejorar de acuerdo a lo que se venía haciendo, pese a que en la tabla de posiciones la producción no sea la deseada, con solo 42,85% de rendimiento, que contrasta con lo sumado en la Liga 2 2018.



Los cambios

Si hubo un aspecto que le fue cuestionado con dureza a Gamero y su cuerpo técnico, fue la decisión de no hacer cambios durante gran parte del compromiso. Dos de las modificaciones llegaron solo a cinco minutos del final, más por desesperación que por convicción.

No obstante, para el estratega no había causales para hacer variantes antes, pues desde su perspectiva el colectivo hacía un buen partido en territorio 'Cafetero' y mereció llevarse al menos el empate.

"Los cambios fueron normales. El primero fue al minuto 28 o 30 del segundo tiempo, entró (Jaminton) Campaz y entró bien, con pasegol (...) Lo de Campaz lo veía venir, porque es un jugador que cuando entra te desequilibra y era el cambio que debía plantear, porque el equipo iba bien", reseñó Gamero.

"Y al minuto 40 entraron (Álex) Castro y (Diego) Valdés, ya cuando íbamos perdiendo (...) No había necesidad de modificar el equipo, lo hacía bastante bien, En el caso del mediocentro y los interiores, como (Rafael) Carrascal, Larry (Vásquez) y (Carlos) Robles el rendimiento había sido parejo", agregó.

"Creo que (Los cambios) no intervinieron en nada, pues fue en el transcurso del partido fue cuando pudimos haberlo liquidado", sentenció el timonel, a quien se le notó sereno ante la crónica deportiva manizalita.



Enfático

Y es que si algo ha recalcado hasta la saciedad el adiestrador es que "no es hacer cambios por hacer, porque después de la guerra todos somos generales". Sin embargo, otra cosa vieron los hinchas, quienes le recriminaron en redes la demora en este tema.

"Podía haber hecho un cambio antes de que nos hicieran el gol, pero no veía que Caldas me estuviera atacando. Veía más clara la de nosotros que la de ellos, entonces por eso no me incliné en los cambios, sin embargo cuando se hicieron ya era arriesgar", finalizó Gamero.

A una semana para el debut en la Copa Libertadores, lo que se le viene es duro: Recibirá el miércoles (6 p.m.) al Atlético Bucaramanga y visitará el sábado (4 p.m.) a Jaguares de Córdoba, antes del esperado choque del martes 5 de marzo (7:30 p.m.) en casa ante Atlético Paranaense de Brasil.