Con gol de la tolimense Gavy Santos, Huila se coronó campeón de la Copa Libertadores Femenina


Atlético Huila ha escrito este domingo con letras de oro su nombre en la historia de la Copa Libertadores Femenina y con dos jugadoras tolimenses en su plantilla: La defensora Gavy Yoreli Santos y la guardameta Maritza López.

El conjunto 'Opita' se coronó campeón en el estadio Arena Amazonía de Manaos (Brasil) del evento continental, luego de empatar (1-1) ante Santos de Sao Paulo en los 90 minutos reglamentarios e imponerse por la vía de los penales (5-3).



Gavy, nacida en el municipio de El Líbano, jugó un papel determinante, pues marcó nada menos el tanto que le permitió seguir en carrera hacia el título a las huilenses, ante un duro adversario.

Sucedió a los 47', cuando la defensora aprovechó en el área chica un balón que quedó vivo tras un tiro de esquina y con esfuerzo la mandó al fondo de las piolas, ante la impotencia de las brasileñas, quienes estaban en ventaja con el tempranero tanto de Brena (2').


En la definición por penales, la gran figura volvió a ser la portera costarricense Daniela Solera, quien atajó uno de los cobros, a la jugadora Angelina. Acertaron para las huilenses Carmen Rodallega, las argentinas Eliana Stábile, Fabiana Vallejos y Aldana Cometti, y la santandereana Yoreli Rincón, quien tuvo en sus pies el penal que selló la gloria continental.

El camino

Santos actuó en los cinco partidos de las de Neiva en el torneo sudamericano, portando la banda de capitana, que le permitió ser la afortunada que levantara la copa y se la ofreciera, a kilómetros de distancia, a toda una región que siguió expectante el encuentro.

Por su parte López, quien nació en Rovira, estuvo como emergente de Solera en caso de cualquier eventualidad, por decisión del técnico Albeiro Erazo. Pese a que no jugó, contagió con su buena vibra a todo el colectivo.

En la primera fase Huila venció a Peñarol de Uruguay (3-0) y a Unión Española de Ecuador (1-3) y cayó con Audax de Brasil (1-0), ganador de la edición de 2017, resultados que le permitieron meterse entre los cuatro mejores equipos del continente.



Ya en la semifinal, el elenco 'Bambuquero' dividió honores ante el local Inbadura (1-1), por lo que fue necesaria la definición desde el punto blanco. En esta instancia ganó por 3-1, con gran actuación de la arquera Solera.

Es la primera vez que una escuadra colombiana se queda con la Copa en la rama femenina. Antes estuvo cerca de lograrlo Formas Íntimas de Medellín, cuando llegó a la final de la edición de 2013, la cual perdió ante San José de Brasil.

Así las 'Auriverdes' cerraron un excelente 2018, en el que también se alzaron con el trofeo de la Liga Águila Femenina, luego de superar en la gran final al Atlético Nacional.