Yohandry Orozco, la figura de DEPORTES TOLIMA en el triunfo ante Once Caldas


Foto: Jorge A Cuéllar

No hay duda: El aporte del volante venezolano Yohandry Orozco fue fundamental este miércoles para Deportes Tolima, que venció de manera categórica (3-0) al Once Caldas, recuperó el liderato de la Liga Águila 2 2018 a falta de una fecha para el final de la primera fase y se certificó como cabeza de llave en los 'Play Offs'.

Orozco volvió a decir presente en las acciones: Anotó un gol y puso otro en el cotejo frente a los 'Albos', que se llevó a cabo en el gramado del estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué, ante algo más de 5.000 espectadores en las tribunas.

A los 42', la 'Perla' abrió la cuenta con un preciso remate de pierna izquierda, tras elaborar una sólida pared con el lateral ídem, Danovis Banguero. Y a los 75' volvió a sacar sus dotes de 'salonista' y en un metro se las ingenió para servirle el esférico a Marco Pérez, en el 2-0 parcial.

"Nos sacamos la espinita de haber perdido los tres puntos ante Santa Fe, en lo que fue prácticamente una goleada. En ese partido no se pudieron hacer las cosas, pero siempre a la vuelta de la esquina hay una revancha. Fue la de hoy (miércoles) y pudimos marcar de a tres", expresó Orozco en zona mixta.


El venezolano, a quien no le tembló la mano para pedir la 10 que dejó huérfana Andrés Ramiro 'Manga' Escobar, volvió a convertir después de 29 días. Y completó su cuarta anotación en lo que va del torneo, siendo el segundo goleador del 'Pijao', eso sí, a 11 tantos de Pérez.

"El primer tiempo fue bastante difícil, pero creo que el fútbol es así. Siempre los rivales van a venir a encerrarse y después buscar. Y por fortuna pudimos encontrar los huecos", agregó el mediocampista, quien hace parte los seleccionados de su país por Rafael Dudamel.

Y continuó: "Trabajamos para eso. Por si el equipo no funciona pues debe haber una jugada individual de alguno de nosotros para sacar al grupo adelante. Lo importante, más allá de sacar los tres puntos como local, fue sacar el arco en cero".

Orozco, quien contó con la fortuna de levantar con apenas seis meses en Colombia su primer trofeo, sabe que las aspiraciones son altas: Repetir lo hecho en junio pasado, cuando el equipo de Alberto Miguel Gamero dio el zarpazo y se quedó con la Liga 1 2018.

"Hay que marcar la diferencia. Aquí no acaba, seguir trabajando para que sigan llegando los goles y las asistencias. Tenemos buen equipo y buen fútbol, pero eso se demuestra en la cancha", puntualizó.

El dato

Orozco ha jugado 15 de los 18 partidos del equipo en la Liga Águila 2 2018. De ellos en nueve disputó los 90 minutos.