Cataño sería la gran novedad en la convocatoria de DEPORTES TOLIMA para enfrentar a Rionegro


Los tiempos de Dios son perfectos. Esa parece ser la frase a la que se aferró el volante Daniel Cataño, quien sería la principal novedad en la convocatoria de Deportes Tolima con miras al partido de este sábado (4 p.m.), ante Rionegro Águilas, por la fecha 12 de la Liga Águila 2 2018.

Cataño ya está a punto físicamente tras un mes de convalecencia, luego de ser intervenido quirúrgicamente de una diástasis del músculo recto del abdomen. Una lesión muy similar a una hernia, que le impidió debutar aún con el equipo en el torneo.

"Con el profe he hablado, y con la lesión de Yohandry (Orozco) se facilita un poco más la oportunidad de ser convocado. De igual manera, he venido trabajando bien, haciendo las cosas bien para recibir el voto de confianza", indicó Cataño, en declaraciones entregadas al diario El Nuevo Día (Vea la nota).

El mediocampista, ex Independiente Medellín, dijo estar listo para la exigencia, en un plantel que necesitará recambios para afrontar las últimas fechas de la fase regular, por si logra la clasificación anticipada a los 'Play Offs' del certamen.



"Seguramente no estaré como titular, por obvias razones. Soy consciente que se debe ir de menos a más. Acabo de superar una operación, he trabajado para estar a punto, y en su momento sé que podré aportar mi grano de arena", agregó al rotativo.

Mientras Cataño aparecería entre los 18 elegidos de Gamero, hombres como Orozco y Danovis Banguero se perderían el cotejo. Ambos por lesiones musculares, de las cuales será mejor recuperarse con calma y evitar un daño mayor.

En la titular lo más probable es que la única variante sea la aparición por la lateral izquierda del cartagenero Ómar Albornoz, tras superar un fuerte cuadro gastrointestinal. El resto del equipo será el mismo que superó como visitante al Deportivo Cali (0-1).

Con 25 puntos de 33 disputados y una efectividad del 75,75%, que lo tienen en la cima del tablero, el 'Vinotinto y Oro' recibirá a un adversario que está a cuatro unidades de distancia, ubicándose en la cuarta casilla.