¿Qué pasará con Joel Silva? El paraguayo, a la expectativa de definir su situación con DEPORTES TOLIMA



Aunque no estuvo bajo los tres palos en Medellín y prefirió quedarse en casa a su tardío arribo a Ibagué (No tuvo tiquetes aéreos), el paraguayo Joel Alberto Silva Estigarribia disfrutó como pocos el título del Deportes Tolima, divisa a la que le ha entregado sus últimos tres años y medio de carrera. 

El 'Guaraní' hizo parte de nueve de los 25 partidos que afrontó el equipo en la Liga Águila 1 2018, pero una lesión sufrida en la espalda el 17 de marzo lo marginó del primer equipo, en favor del joven Álvaro Montero, la gran figura en la definición ante Atlético Nacional.

A partir de entonces comenzaron las dificultades para Joel, quien luego, por decisión técnica, fue relegado al banco de suplentes. Pero desde allí se convirtió en el mejor consejero de Montero y junto con el preparador de arqueros, John Peter Vargas, se encargaron de darle todo el respaldo al guajiro.

"Tuve momentos muy complicados. Pero estoy contento por Álvaro, que desde que entró lo he apoyado. Un arquero joven que tiene mucho futuro. Los compañeros y la hinchada se merecían esto. Batallamos durante muchos años y la satisfacción es muy grande", expresó Silva. 


¿Seguirá en el club?

Para nadie es un secreto que la continuidad del 'paragua' de cara al próximo semestre está en veremos. Pese a que tiene firmado hasta diciembre, hay versiones que indican que buscarían un arreglo con el jugador, quien ha sido claro: No va a renunciar.

"Todos sabemos que me quedan seis meses de contrato, pero no sé qué va a pasar, si sigo o no. Pero si deciden que me vaya lo haré contento, porque ya he cumplido acá", expresó el guardameta. 

Silva, quien entre octubre de 2016 y marzo de 2018 acumuló 61 partidos atajados por Liga consecutivos, sabe que si bien es su deseo de terminar con decoro su estancia en suelo 'Pijao', ya la decisión final está en manos del presidente y dueño del club, Gabriel Camargo.

"Hace 15 días dejé en claro que mi deseo no es irme. Ellos sabrán qué hacer conmigo. Repito: Si me toca, cosa que no quiero, me iré con la frente bien en alto y feliz porque obtuve la segunda estrella que tanto quería, que cumplí un ciclo. Esperamos que sea lo mejor para mí y el club", agregó.

El portero dejó ver que sobre la mesa habría una serie de propuestas sobre sus derechos deportivos. Pero fiel a su palabra, esperará por lo que determine la directiva del onceno tolimense, que tiene el 50% de los derechos del jugador.

"Ofertas siempre hay, tanto de mi país como del fútbol colombiano.  Pero mi futuro pasa por el dirigente. Soy un arquero extranjero, que al club no le conviene que esté en el banco y me tocó estarlo en los últimos tres meses y la verdad no la pasé bien", enfatizó.

Tanto Joel como el resto de los compañeros ya disfrutan de unas merecidas vacaciones, luego de devolverle la gloria a una afición que esperó con fervor casi 15 años por lograr su segunda estrella.