Fabio Martínez: El hombre que formó a la joya del DEPORTES TOLIMA, Sebastián Villa


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Del humilde club Palmazul de Medellín a integrar una de las nóminas más poderosas del continente. La historia de Sebastián Villa, héroe del título del Deportes Tolima en la Liga Águila 1 2018 e inminente refuerzo de Boca Juniors, está llena de lindos matices que muy pocos conocen.

Está llena de sufrimiento, de ganas y de una lucha constante hacia el éxito. Y gracias a esa perseverancia se convirtió en una de las gratas revelaciones del balompié colombiano. Desplegó todo su talento en las grandes plazas del territorio patrio y ayudó, con goles y asistencias, a bajar la tan esquiva segunda estrella. 

Pero si hay alguien que conoce este duro camino hacia la gloria es el técnico antioqueño Fabio Martínez. El profe también dejó huella con el 'Vinotinto y Oro', pues conquistó el recordado Campeonato Juvenil Sub-20 de 2013 con un equipo en el que tuvo a hombres como Wílmar Barrios y Wilfrido De La Rosa. Pero también al joven Villa.

Martínez, quien también trabajó en las divisiones menores del Independiente Medellín, recordó para El Rincón del Vinotinto cómo Villa llegó a suelo 'Pijao' y de a pocos se ganó un lugar en el combinado juvenil.


Sus inicios

A Martínez, siempre curioso y ansioso por encontrar nuevos talentos, un colega suyo, el entrenador Guillermo León Zapata, le recomendó a un jugador del equipo Maxicolbe, de 11 años y al que todos llamaban 'Chirri'. Y con esa expectativa fue observarlo en el torneo que organizan las barras organizadas del Medellín, llamado Asobdim.

"Al verlo solo un rato me di cuenta de su sobresaliente habilidad. Era un jugador pequeño y delgado pero con gran picardía, encarador y desequilibrante. De inmediato lo referencié con los directivos del club deportivo Palmazul, donde trabajaba, para iniciar la labor de vincularlo", indicó.

Tanto el profe Fabio como Sebastián se reunieron con Didier Monsalve, dueño de Maxicolbe, con quien lograron llegar a un acuerdo para que pasara a integrar sus filas. Durante seis años se formó en el club destacándose por su gran desempeño en la competencia, pese a que decían que no tenía talla para ser futbolista.

Foto: El Colombiano

Según cuenta Martínez, el club antioqueño lo apoyó económicamente con el auxilio de transporte y nutrición, lo que facilitó su proceso formativo, que incluyó participaciones no solo en los torneos de la Liga, sino también en el Ponyfútbol.

Sí. Al igual que James y Falcao, grandes figuras del fútbol nacional, Sebastián también brilló en la reconocida cancha Marte. Fue en 2009 cuando tuvo su actuación más destacada, y con sus goles llevó a su equipo hasta la semifinal del torneo.


El paso a la 'tribu'

Para la temporada 2013, el entrenador antioqueño fue vinculado a las divisiones menores del Deportes Tolima, que competía en ese entonces en en el Campeonato Nacional Sub-20. 

Y según contó, se trajo nueve jugadores de Palmazul para reforzar los planteles, con el aval del 'cazatalentos' Humberto 'Tucho' Ortiz: Cinco para el equipo Sub-20 A y cuatro más para el Sub-20 B. Entre ellos Villa. 

"Cuando este último quedó eliminado en la primera fase decidí inscribir a Villa en la sub 20 A como refuerzo. En este equipo estaban Barrios y De la Rosa, entre otros, y salió campeón en la final contra Junior de Barranquilla", rememoró Martínez.


Sebastián continuó en 2014 como integrante del equipo y fue uno de sus goleadores, mientras Fabio se fue en búsqueda de nuevos retos. Y gracias a sus buenas actuaciones en el certamen juvenil llamó la atención del cuerpo técnico del elenco profesional. En especial del asistente técnico Orlando Rojas, quien le pasó el 'dato' al samario Alberto Gamero.

Y el 26 de agosto de 2014, el objetivo de jugar en el rentado criollo empezó a hacerse realidad. El canterano, quien venía 'rompiéndola' en el torneo de la Federación Colombiana de Fútbol, fue convocado para el juego entre Tolima y Deportes Quindío, por la Copa Colombia.

"Esto es un sueño para mí, gracias a Dios el profe me ha dado el chance de hacer parte del equipo. Soy un jugador habilidoso, encarador y rápido en la delantera y si puedo entrar al campo sólo espero hacer las cosas bien", expresó aquel día el joven Villa.

Después de 1.388 días ese anhelo de niño se cumplió. Y con creces para la felicidad de todo un pueblo,  que vio en este talento un digno representante de sus colores.

Anécdotas

Martínez, quien volvió a Palmazul tras su paso por el 'Poderoso' de la Montaña, contó algunas de las vivencias que tuvo con Sebastián. Desde que lo tuvo en la divisa paisa hasta su paso por el conjunto 'Pijao'.

"Los papás y algunas personas se quejaban de que era muy individualista. Y con controles que nosotros hacemos mostramos que era el jugador con mayor asistencias de gol durante varios años", manifestó.


De acuerdo con el timonel, "en lo personal era muy inquieto en los entrenamientos pero con su alegría se ganaba el afecto de todos". Y parece que con los años esa cualidad no ha cambiado, pues 'Chirri' fue uno de los jugadores más alegres del onceno campeón de la Liga. 

El profe Fabio está convencido de que por sus características de juego y su personalidad, Villa tiene todo para destacarse en el club 'Xeneize', siempre obligado a ser protagonista: No solo en el fútbol argentino, sino mundial.

"Destaco su habilidad en el ‘dribbling’, su velocidad y sobre todo su gran determinación para encarar. Siempre le inculcamos que no dejará de hacerlo, que debía era diferenciar en que momento pasar y cuando encarar", señaló.