¡Bienvenidos al infierno! La Revolución se lució en la clasificación del DEPORTES TOLIMA a la 'semi' liguera


El primer 'gol' del Deportes Tolima para clasificarse a la semifinal de la Liga Águila 1 2018 no lo marcó Ómar Albornoz. No. Lo 'hizo' la barra Revolución Vinotinto Sur, que con una impresionante salida empujó el equipo hacia la remontada frente al Once Caldas.


La agrupación juvenil volvió a lucirse y como en sus mejores jornadas convirtió la Lateral en todo un 'infierno', que se robó las miradas no solo de los propios sino también de centenares de foráneos.


Un espectáculo que ha recibido todo tipo de comentarios positivos en redes sociales y el reconocimiento de los propios jugadores, pese a algunas trabas policiales que impidieron que la fiesta también se viviera en oriental como estaba planeado.


Foto: Jorge A Cuéllar

Antes de que el onceno 'Pijao' saltara al gramado, la 'Revo' extendió por toda la sur plásticos de colores Vinotinto y Oro. Y cuando llegó el momento cumbre desplegó una camiseta gigante, a rayas, con la que se rindió homenaje al único título de liga del equipo, logrado en 2003.



Al mismo tiempo, una nube amarilla se esparció por toda la tribuna, mientras que fueron ondeadas banderas con los rostros de algunos de los ídolos del club, como Elson Becerra, Gerardo Vallejo, el 'Cacique' Jorge Luis Bernal y los argentinos Óscar Jamardo y Rodrigo Daniel Marangoni, entre otros.



Iniciado el compromiso, los muchachos no pararon de alentar. Lo hicieron con más fuerza tras el 39', cuando el cartagenero -casi cayéndose- la embocó en el arco sur del 'Coloso de la 37', en el empate parcial de la llave.


Para la segunda parte, la fiesta vino con una bengaliza que ilumino la oscura localidad. Y también el camino hacia la 'semi', ante un contrincante que sucumbió y se fue con tres tantos en su bolsa, tras los convertidos por Yohandry Orozco y el marcado en su propia puerta por Diego Peralta.



Esta parafernalia fue fruto del arduo trabajo durante la semana, en diferentes sitios como el parqueadero de occidental del Murillo Toro. Del aporte económico de sus miembros y, sobre todo, del gran trabajo logístico que se vio antes, durante y después.