El resultado no reflejó lo que fue el partido: Gamero y la goleada de DEPORTES TOLIMA ante La Equidad


Foto: Jorge A Cuéllar

Aunque el resultado fue el deseado y el marcador amplio, para el técnico del Deportes Tolima, Alberto Gamero, el 4-1 de su divisa ante La Equidad de este sábado no es muestra clara de lo que fue el desarrollo del partido.

El 'Sonero' reconoció que en el primer tiempo su onceno pasó por dificultades que hicieron que el visitante reaccionara y se fuera a los camerinos con el empate parcial. 

"No sé si fuimos superados, pero sí teníamos a una Equidad encima de nosotros. Nos confundimos con la figura del 4-1-4-1 y el 4-3-3. Y por momentos nos llegaron con peligro, afortunadamente terminó muy rápido", indicó.

"En el segundo tiempo nos acomodamos mejor. El resultado se ve abultado pero no reflejó lo que fue el partido. Fuimos muy contundentes con las llegadas", agregó el timonel. 

En su concepto, "Si hubieran dado la posibilidad de hacer cuatro o cinco cambios los hubiera hecho". Y explicó que esta afirmación no era porque su escuadra jugara mal, sino que notó desgaste en algunos de sus hombres más importantes.

"Estamos afrontando una 'maratón', como la tienen todos. No me gusta quejarme, pero a Manizales nos fuimos seis horas en bus. Llegamos antes de ayer (Jueves), a concentrar ayer (Viernes) y jugar hoy (Sábado). Vi que el equipo se estaba quedando sin piernas", complementó.


Los cambios

Si algo le cambió la cara al 'Vinotinto y Oro' en el segundo tiempo fue sin duda el ingreso de los volantes Rafael Carrascal y Cléider Alzate. Ambos le permitieron recuperar el esférico y en solo 10' resolver una difícil 'papeleta'.

La 'cereza del postre' la puso Ángelo Rodríguez, quien después de 21 días volvió a jugar con los 'Musicales' y aportó el tanto que decretó la goleada en el estadio Murillo Toro de Ibagué. 

"Es muy bueno que jugadores como Cléider y Carrascal hayan entrado bien. También Ángelo. Me dejó  tranquilo que el que he escogido ha entrado y lo ha hecho bien", refirió Gamero, quien llegó a 25 puntos de 45 posibles con los 'Musicales'.

"No es fácil sacar a  (Rafael) Robayo y (Carlos) Rentería como estaban jugando, pero tenía que darle un aire al equipo (...) Es normal que de pronto que alguno se moleste por un cambio, pero cualquiera que ponga está capacitado", añadió el timonel.


El campañón

Según Gamero, solo era cuestión de tiempo para que su plantel comenzara a dar frutos, pese al nefasto arranque que hizo temer lo peor entre los hinchas y la crónica deportiva. 

"Venía a las ruedas de prensa y les decía: Mi equipo no juega mal. Y si hago un análisis del partidos anteriores, en partidos como contra Nacional, Bucaramanga y Cali creamos más opciones y no la metíamos", expresó.

"Sabía que nos faltaba un poco de suerte, de gol. Pese al mal momento les decía que no podíamos claudicar y vi que el plantel lo entendió. Están saliendo las cosas", acotó.

Explicó que "el esquema que hemos puesto de los tres hombres en la mitad le ha dado un oxígeno importante", toda vez que le permite variar de forma rápida al ya reconocido 4-2-3-1.


De frente

Y fue enfático en señalar que sus decisiones no están influidas por factores externos, sino que corresponden a lo que él ve en los entrenamientos. Los que por desgracia los periodistas no pueden ver desde hace más de un año.

"Yo no soy dueño de jugadores ni de pases, ni me enamoro de cualquier jugador. Lo único que hago es que él le rinda a Deportes Tolima y que todo el mundo esté feliz", refirió Gamero.

Y mandó un 'recado' a sus contradictores: "Vine aquí a darle satisfacciones a la gente, al dueño del equipo, a los periodistas y a los jugadores. Yo sé que así haya gente que esté en contra de algunos jugadores y mía, que por mucha rabia que tengan hoy van a dormir felices", finalizó.