Brito, Viloria y Padilla: El tridente venezolano campeón con Pijaos Tolima


Tres pilares fundamentales tuvieron la exitosa campaña del equipo Pijaos Tolima Syscafé en la Copa Profesional de Microfútbol Femenino, que el pasado domingo llegó a su punto máximo con el título, tras cinco años de frustraciones. 

Las tres, procedentes del hermano país de Venezuela, quienes llegaron a la 'Tierra Firme' por invitación de su compatriota, Óscar Villamizar: Emily Brito, Gabriela Viloria y Heidy Padilla. 

Brito, desde el arco, y Viloria y Padilla en el campo de juego, dieron su cuota para que el sueño se hiciera realidad, luego de tres meses y medios de intensa lucha. 

Seguridad bajo los tres palos

Con 23 años, Brito, quien es natal del estado Aragua, se convirtió en una heroína. En la gran final frente a Cali Juniors, en el coliseo Evangelista Mora de la capital vallecaucana, atajó de todo durante los 40' reglamentarios y en los cobros desde el punto penal detuvo dos remates. Con ello le dio la gloria a su divisa.

"Fue clave la unión del grupo. Y que se aprendió a creer y confiar en cada una, resaltando el trabajo grupal y no tanto el individual, que si bien es un complemento importante no lo es todo en un equipo", dijo a El Rincón del Vinotinto.

La portera recordó el momento cumbre de la definición. Reconoció que luego de atajar el segundo remate de las caleñas no estaba segura -al igual que sus compañeras- de que había sellado el título para la 'tribu'. Pero su duda fue disipada apenas unos segundos después, cuando a ella se abalanzó el grupo completo para festejar la hazaña.

"Tenía una confusión, debido a que pensaba que debía patear una cuarta jugadora. Por eso no hubo esa euforia en la celebración en un inicio. Hasta el juez dudó en si lo pitaba. Pero cuando una de muchachas sale corriendo hacia donde estoy lo entendí. Ahí comenzó la celebración", indicó.

Su principal meta para el 2017 será defender el arco de su país en la Copa del Mundo Femenina, que se disputará en noviembre próximo en Cataluña. “Soy consciente que todo es un proceso. El tiempo de Dios es perfecto y espero estar allí", finalizó Brito. 

Dinámica en el campo

Por su parte, Viloria es originaria del estado Trujillo, cercano a Zulia. Al igual que Brito, no lo pensó dos veces y decidió aceptarle la propuesta a su mentor, Villamizar, con quien ha compartido en la selección venezolana. Durante la Copa se ganó un lugar en la línea titular, con muy buenos resultados en zona ofensiva. 

"Este título representa mucha felicidad. Es una bendición de Dios, luego de tanto sacrificio y esfuerzo tanto a nivel de equipo como individual. El camino para llegar a él estuvo lleno de obstáculos, lágrimas, risas y de todo un poquito. Pero al final valió muchísimo la pena", expresó.

Desde la distancia, la deportista de 28 años -quien practica el 'Micro' desde los 12- recibe al apoyo de sus seres más queridos, en especial de su hermana Roxy, con quien a través de las redes sociales demuestra todo su cariño; sin duda una especial motivación para lo que fue este duro pero gratificante reto.

Calidad

Y Padilla, nacida en el estado Apure, frontera con el departamento de Arauca, completa el tridente 'patriota' que hizo historia con el 'Vinotinto' -que les recuerda a su amada patria- y el Oro de Pijaos Tolima. 

Su entrega y sus goles, en partidos claves, fueron muy importantes para el estratega Villamizar, quien siempre la tuvo en sus planes. Pese a que falló uno de los cobros de la tribu en la tanda de penales, luego vino la calma. Y como era de esperarse, la euforia por la conquista en suelo vallecaucano.

"Gracias Dios por tus bendiciones. Fue tu voluntad y por eso luchamos solo un regalo de tu inmenso amor. La gloria es tuya, siempre te la daremos. Solo agradecerte este inmenso regalo y bendiciones a este equipo que trabajó de cara a un solo objetivo", dijo Heidy, a quien le 'llovieron' mensajes de felicitación de sus seres queridos al otro lado de la frontera.

Pero su triunfo tuvo una dedicatoria muy especial, a su mamá: "Gracias a todos por el apoyo, pero sobre todo a ti, mi madre hermosa. En cada palabra siempre presente. Ni las hojas de los árboles se mueven si no es tu voluntad mi Dios, gracias", expresó emocionada.

Si te lo perdiste