. El partido del semestre: Hernán Torres se juega su puesto como técnico del DEPORTES TOLIMA; y los 'Pijaos' un botín de más de $4.300 millones



El partido del semestre: Hernán Torres se juega su puesto como técnico del DEPORTES TOLIMA; y los 'Pijaos' un botín de más de $4.300 millones




Únete a nuestro canal de Whatsapp y mantén enterado de todas las noticias del Deportes Tolima. ¡Clic AQUÍ!



Como si no fueran pocos los ingredientes que ya tenía el partido del jueves (7:00 p.m.) entre Deportes Tolima y Junior, por la primera fase de la Copa Conmebol Sudamericana 2023, los 'Pijaos' se encargaron de meterle más condimento a este plato futbolero. Este juego no solo representará un importante incentivo económico en caso de éxito, también la estabilidad de su proyecto deportivo.

En efecto, el técnico Hernán Torres Oliveros es consciente que tiene, como se dice en el fútbol, el 'agua al cuello' y si no obtiene la clasificación a la fase de grupos del torneo, ante un rival que ha sido su 'Bestia Negra', su ciclo de tres años y tres meses al frente de la institución podría haber finalizado.  La paciencia de la afición, que bajo su mando se acostumbró a ganar, se agotó; y él es consciente. 

"Tolima hizo todo para ganar el partido, se paró bien. En el primer tiempo tuvimos opciones de gol para liquidar el partido. No lo hicimos, perdonamos al rival y una jugada de pelota quieta, otra vez un rebote, nos empatan el partido en el último minuto. No sé si es justo o no es justo, en el fútbol no hay justicia, en el fútbol es hacer gol y que no dejarlos hacer", dijo el orientador.

Su pobre campaña en la Liga BetPlay 1 2023, con solo seis puntos de los primeros 18 en juego, en una campaña idéntica a la del segundo semestre del 2022, tiene en seria duda su continuidad. Por lo que una derrota más, que aparte afectaría en gran medida las finanzas de la institución, pondría en vilo su continuidad; pese a que ha recibido el respaldo irrestricto de la directiva, al mando de César Camargo.

A su vez, el timonel tiene una especie de 'revancha' pendiente en este torneo, pues en 2020 fue eliminado en la segunda fase previa por parte de Unión La Calera; en tanto que en 2021, si bien logró eliminar en juegos de ida y vuelta al Deportivo Cali, protagonizó un 'papelón' en la instancia grupal, pues quedó último de su zona con solo tres puntos de 18 jugados y -4 en el gol diferencia. 

Y es que más allá de la gloria deportiva, hay en juego en este compromiso un total de 900.000 dólares: que es el botín que recibirá el elenco que logre meterse entre los mejores 32 clubes del certamen. Es decir que, al cambio actual, serían -mal contados- más de $4.300 millones, lo que bien podría representar -siendo un cálculo ligero- el pago de la plantilla para los próximos cuatro meses.

Además, con el cupo a la siguiente ronda, no solo asegurará tres taquillas más en su predio, el Murillo Toro de Ibagué. Si no que, en caso de sumar victorias, se embosillaría por cada una 100.000 dólares: aparte de la opción de seguir con vida en el certamen, ya sea siendo líder de su zona o segundo, que disputaría un encuentro a ida y vuelta con un club eliminado de la Copa Libertadores.

Pero si en el 'Vinotinto y Oro' llueve, en las toldas del 'Tiburón' no escampa, pues Arturo Reyes también definirá su suerte en este cotejo, ya que una eliminación en la primera ronda sería un fracaso rotundo para los de Barranquilla, quienes tendrán en nómina al volante Juan Fernando Quintero: el jugador que gana en un mes lo que cobraría casi toda la plantilla 'musical' en el mismo lapso.

Hasta el momento, el presidente de la institución, César Camargo Serrano, no ha emitido ninguna declaración en el sentido de ratificar o condicionar la estadía de Torres Oliveros al frente del plantel. Pero es bien sabido que entre los aficionados del equipo está claro que si no se avanza en la Copa, lo mejor es que de parte del club se busquen otras alternativas para el banquillo para lo que se viene.












Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente