¡Puntazo que puede significar un título! DEPORTES TOLIMA igualó en su visita al Deportivo Cali y abonó media la 'cuota inicial' a la cuarta estrella






¡Puntazo que puede significar un título! DEPORTES TOLIMA igualó en su visita al Deportivo Cali y abonó media la 'cuota inicial' a la cuarta estrella



Por: Mario Alejandro Rodríguez

Ni siquiera con el panorama más adverso, ni siquiera quedándose sin dos defensores centrales por lesión, ni siquiera con la actitud permisiva del juez antioqueño Wílmar Roldán, ni siquiera con 30.000 personas en su contra, ni siquiera así, el vigente campeón de la Liga BetPlay, Deportes Tolima, se entregó. El elenco 'Pijao', en un partido épico, sacó un punto de oro en su visita al Deportivo Cali (1-1), por la ida de la gran final del torneo del segundo semestre, y quedó más cerca que nunca del 'bi'.

El tanto del delantero paraguayo Gustavo Adrián Ramírez (60'), quien sacó de nuevo a relucir su fortaleza en el juego aéreo, con un espectacular cabezazo al primer palo, inatajable por el rival, liquidó el compromiso, en el que el anfitrión se fue en ventaja con el gol del atacante Harold Preciado (41'). Los asistentes al escenario palmireño quedaron fríos tras este resultado, que en contraste representa una ilusión muy grande para los visitantes, quienes quieren hacer historia a lo grande en el FPC.

Apelando a su amor propio, a la garra 'guaraní' de su goleador, quien sin importar el tener una la ceja rota se quedó en el campo de juego, para seguir dándole alegrías a su equipo, y sacándole fruto a su propuesta física y, si se quiere defensiva, en la que no solo se destacó en el último cuarto del terreno de juego, sino que también se hizo sólido en defensa, con una destacada actuación del arquero William Cuesta, quien en dos oportunidades se convirtió en el 'salvador' de su escuadra en este duelo.

Ante su gente, con las estadísticas a su favor y con el fervor de romper con la mala racha en las definiciones como local en la Liga, vigente desde hace 15 años, el conjunto de la 'Tierra Firme' saldrá a conquistar la gloria en el FPC: Convertirse en el segundo equipo en ganar, en un mismo año, dos certamenes semestrales, algo que solo ha logrado Atlético Nacional, en la temporada del 2013. Y no solo eso, sino el ratificar que el trofeo del primer semestre no fue, en ningún modo, casualidad.

Duro golpe

En el cronómetro transcurría apenas el primer minuto del encuentro cuando el visitante tuvo su primera opción de gol, con un remate de media distancia del volante ofensivo Ómar Antonio Albornoz que pasó muy cerca del pórtico del golero Guillermo De Amores, quien solo le hizo vista al útil. La respuesta 'Azucarera' no se hizo esperar y con juego profundo intentó meter en problemas al cuadro 'Musical', al que le costó acomodarse en los primeros instantes en el césped de Palmaseca.

A los 8', el delantero Harold Preciado estuvo muy cerca de meter miedo en el área 'Verdiblanca', pero su definición se fue desviada -por fortuna- del marco custodiado por William Cuesta. Pero eso fue un aviso de un rival que de a pocos intentó adueñarse del esférico y de las opciones. Como a los 13', cuando en el tiro libre Kevin Velasco por poco la clava en el fondo, de no ser porque su impactó pasó a centímetros del arco norte del escenario deportivo. Un claro aviso del poderío del equipo de Dudamel.

Sin embargo, las buenas intenciones en el cotejo se esfumaron a los 18', cuando el juez central Wílmar Roldán, en una insólita decisión que generó revuelo en las redes sociales, le perdonó la tarjeta roja al delantero Ángelo Rodríguez, exintegrante de la 'tribu', tras propinarle un vulgar codazo al defensor central Sergio Andrés Mosquera. Ni siquiera con la revisión del sistema de videoarbitraje (VAR) tomó una acertada decisión, en perjuicio del 'Vinotinto y Oro', que no dudó en protestar.

A partir de entonces el partido se tornó accidentado. Sobre todo a los 23', cuando el zaguero Sergio Mosquera se fue lesionado del campo de juego debido a una lesión de aductores, por lo que su lugar lo tomó el espigado Anderson Angulo, quien parecía cumplir en materia defensiva. El juego permisivo de Roldán hizo del cotejo una lucha de fuerzas en la que salió perjudicado el foráneo, que vio a algunos de sus hombres amonestados por faltas que debían ser sancionadas pero no castigadas.

Pero bastó un descuido, un garrafal descuido por la banda izquierda, para que el dueño de casa facturara. Un mal rechazo de Harold Gómez, le quedó al lateral Juan Camilo Angulo, quien impactó a portería con absoluta libertad. El disparo fue atajado a medias el cancerbero Cuesta, quien intentó cubrir su primer palo, sin contar que el centro del rival dejó habilitado al ariete Preciado, quien ante la presencia del propio Gómez sentenció para la felicidad de su parcial, y el desazón de los 'Musicales'.

Como si la situación ya no fuera compleja para los 'Musicales', el central Angulo, quien había reemplazado a Mosquera, también se fue lesionado, por lo que su lugar tuvo que ocuparlo en el segundo tiempo el volante de William Parra, quien tuvo que improvisar al lado del tumaqueño Julián Alveiro Quiñones. Con todo y ello, el 'Pijao' por poco empata el cotejo de arranque, con el tiro libre de Albornoz que pasó muy cerca del arco de De Amores, de muy poco trabajo en los 45' iniciales. 

Lo empató 

Pero aconteció en el primer periodo, la respuesta de los 'Verdiblancos' no tardó. Y se dio a los 51', con un soberbio cabezazo del defensor uruguayo Hernán Menosse que se estrelló en el travesaño, ante la espectacular estirada del arquero Cuesta, quien alcanzó a 'peinarla' para evitar la catástrofe. En el rebote, el paraguayo Gustavo Adrián Ramírez apareció como salvaron para evacuar la redonda, en un rechazo providencial que le permitió a los de Ibagué mantener concentrados en el compromiso. 

Aún así, como le pasó en contra, una desatención defensiva, solo una, fue suficiente para darle vida a un plantel aplicado, pero golpeado por el infortunio de las lesiones. El 'Matador', en un movimiento táctico perfecto, se libró de su marca y con contundente cabezazo al primer palo venció a De Amores, quien nada pudo hacer en la acción. Mazazo para los locales, quienes hacían esfuerzos para ampliar la diferencia, y júbilo a la distancia, de una parcial ilusionada con que su equipo dé de nuevo la vuelta. 

Tras la igualdad, el juego pasó a ser más abierto. Y entendiendo ello, el técnico Hernán Torres Oliveros quiso tener hombres frescos en zona atacante. Primero, con la inclusión del extremo nariñense Andrey Estupiñán por el guajiro Luis Miranda, y posteriormente al venezolano Yohandry 'La Perla' Orozco por el paisa Daniel Cataño. Así generó algunas escaramuzas, aunque a decir verdad pasó más angustias en defensa, pues se chocó con un adversario necesitado de irse en ventaja en la pizarra.

Y fue entonces cuando el inquebrantable Cuesta se erigió una vez más como la gran figura del equipo. El antioqueño, en dos magistrales atajadas, se echó el equipo al hombro y lo sacó vivo del 'infierno verde' de Palmaseca. Primero a los 85', cuando en un emocionante mano a mano le tapó de forma impresionante una llegada al delantero Harold Preciado. Y luego, a los 90+2', de nuevo le aguó el grito de gol al atacante, quien no tuvo de nuevo éxito ante la 'muralla' de los de Ibagué. 

Así se cerró una presentación para enmarcar de los 'Musicales', quienes están muy cerca de consagrar un año de ensueño en el fútbol profesional colombiano. Con el condicionante de que en lo que va del año no conoce lo que es la derrota ante los 'Azucareros' como locales, lo que llena aún más de esperanza a la afición con que se dé el objetivo propuesto por la directiva. Y como visitante solo cayó en una ocasión tras un total de 24 cotejos. Sin lugar a dudas, una clasificación más que merecida.

Foto: Dimayor






Síguenos en Google News