Crónica de una angustiosa clasificación: DEPORTES TOLIMA, del desconcierto al éxtasis de la clasificación a la gran final de la Liga







Crónica de una angustiosa clasificación: DEPORTES TOLIMA, del desconcierto al éxtasis de la clasificación a la gran final de la Liga



Por: Mario Alejandro Rodríguez

Resultaba, la verdad, muy sospechoso que la mano viniera tan fácil para Deportes Tolima. Nada le llegó del 'cielo' sin esfuerzo al 'Pijao', y como si buscar caminos más cómodos fuera traicionar su propia historia, el onceno de Hernán Torres prefirió atravesar por la 'trocha' y sellar así su angustioso paso a la final de la Liga BetPlay 2 2021. Cuando el panorama era a todas luces adverso, respondió.

Del desconcierto de un primer tiempo para el espanto para la 'tribu', en el que absolutamente nada de lo planeado salió en el campo, vino un aluvión de éxtasis para los 14.000 espectadores que -sin triunfalismos- quisieron confirmar junto con su equipo ese tiquete a la máxima instancia. Esa séptima clasificación en la historia de los torneos cortos, y la segunda de manera consecutiva, toda una gesta.

El doblete del delantero paraguayo Gustavo Adrián Ramírez, quien 'exploló' en esta fase del torneo (75' y 81'), con conquistas determinantes, le permitieron respirar tranquilo a su estratega, quien vio cómo la ilusión de defender su cetro en el rentado criollo se diluía en medio de las inseguridades y la ansiedad, con la aparición del escudirrizo Brayan Gil, quien vacunó en dos ocasiones (27 y 35').

Y es que mientras los ojos estaban enfocados en lo que pasaba en el rectánculo del 'Coloso de la 37', los oídos de los presentes se conectaron con lo acontecido a más de 200 kilómetros de distancia, pues en algún momento de la densa noche los 'Musicales' estuvieron a merced de Millonarios. Pero no dejó de ser un susto ese letargo de los 45' iniciales, pues al final el desbarajuste tuvo eficaz solución.

Así, con un invicto que llega a 10 jornadas en Liga, con la valla menos vencida y la segunda mejor diferencia de gol, el conjunto de la 'Tierra Firme' se ilusiona con lo que a principios del 2021 nadie imaginó: El bicampeonato, ese honor reservado a los clubes de las multimillonarias inversiones, de amplios pergaminos y sobrado favoritismo. El 'pequeño gigante' quiere seguir haciendo historia...

Mazazo

Apenas transcurrían dos minutos del vibrante encuentro en el 'Coloso de la 37' cuando el 'Vinotinto y Oro' tuvo su primera llegada clara en el compromiso. Y fue por una de sus vías preferidas, la aérea, con el potente cabezazo del defensa central Sergio Andrés Mosquera, a pase del volante ofensivo Daniel Felipe Cataño, obligó al arquero José Luis Chunga a estirarse para evitar la caída de su pórtico.

Y a los 8', en una acción insólita, el extremo Luis Miranda desperdició la segunda posibilidad clara de convertir, tras un soberbio pase de Cataño entre líneas que cogió muy mal parada a la zaga del conjunto 'Petrolero'. En la línea, tras haber dejado en el camino al guardameta Chunga, el guajiro vio cómo su impacto fue evacuado. Esas fueron las primeras acciones en las que metió miedio al rival.

Pero a los 26', en una contra, el visitante se fue arriba en la pizarra. Una descolgada por zona izquierda dejó habilitado a Brayan Gil, quien con un potente disparo de media distancia vulneró la resistencia del arquero William David Cuesta, quien se estiró y no llegó. Pero como si fuera una película de terror, ahí no paró el mazazo anímico que sufrió el 'Vinotinto y Oro', inexpresivo y frágil.

Mientras la parcial celebraba aúa la distancia la doble atajada del arquero del América Diego Nova, en el penal pitado en contra en el choque frente a Millonarios en El Campín, en el 'Coloso de la 37' Gil hizo su fiesta y ante la desazón del cuarteto defensivo de los 'Musicales' volvió a facturar, esta vez con remate de pierna derecha, dejando así mudo el máximo escenario de los ibaguereños. 

Levantó y empató

En el segundo periodo, la actitud de los 'Musicales' fue radicalmente distinta a la del primer periodo. Y el primer aviso en predios de Chunga lo protagonizó a los 54' Miranda, quien con un potente disparo le calentó las manos al golero. Pero rápidamente Alianza respondió, y con Estéfano Arango metió miedo, con una rápida incursión por la banda izquierda ante el mal planteo defensivo.

Con el deber de generar flujo ofensivo, el técnico del 'Pijao' hizo doble modificación: Ingresó al extremo Andrey Esutipiñán (63'), en lugar del lateral derecho Harold Gómez: y luego le dio el pasado al venezolano Yohandry Orozco, quien reemplazó al cartagenero Ómar Albornoz, de flojo cotejo (69'). Y a partir de estas variantes, la cara del 'Vinotinto' en el cotejo empezó a ser otra, para fortuna.

Como si fuera un calco, Ramírez se encargó en dos ocasiones, con dos sendos cabezazos, vulnerar la valla de Chunga. En ambas definiciones contó con la experticia de Estupiñán, el mediapunta que venía buscando su momento en el campo de juego y a fé de que lo encontró. Ambos 'platos futboleros' fueros similares, pues el del Charco (Nariño) se vistió de asistidor y puso los centros como con la 'mano'.

Y ese que el 'Papelito' apareció en las 16 con 50, con considerable distancia para embocar el esférico al marco norte del Murillo Toro, en una acción que levantó a los hinchas de sus butacas. Y si a eso se le suma que América aún hacía su tarea en Bogotá y vencía a los 'Embajadores', a esa altura de la última fecha la dosis de dramatismo era -a todas luces- absoluta, por más de esfuerzos colectivos.

Fueron dos de ellos dos certeros testazos que dejaron sin reacción al golero local, y que culminaron al fondo de las piolas del sector norte de El Campín. La fórmula al primer poste funcionó y, ante la pasividad enorme del estratega, el 'guaraní', reemplazante del artillero Juan Fernando Caicedo, cobró por duplicado. Impacto que determinó la historia del cotejo, y dejó sin piso el duelo en la capital.

Con el resultado favorable, y el empuje de los espectadores en las tribunas, Torres se dedicó a cerrar líneas defensivas e incluyó al volante William Parra por Cataño (90'), quien se encargó de dar una mano en zona medular. Poco a poco el local le mermó ímpetu al foráneo, ya entregado tras el empate, y se tomó confianza para darle manejo a un juego en el que por poco culmina en catástrofe futbolística. 

Ya no era necesario estar pendiente de lo que ocurría en la capital, en cotejo en el que el 'Albiazul' remontó frente a los 'Diablos Rojos' (2-1) y con anotaciones de David Macalister Silva de penal y de Ricardo 'Caballo' Márquez se despidió con dignidad de la competición. El actual monarca dio el esperado golpe, aunque chocó con un rival que tuvo diferentes opciones de irse con incentivo.

Así formaron

Deportes Tolima: William Cuesta; Julián Quiñónes, Harold Gómez (Andrey Estupiñán, 63’), Sergio Mosquera, Junior Hernández, Juan Ríos, Cristian Trujillo; Luis Miranda, Daniel Cataño (William Parra, 90'), Omar Albornoz (Yohandry Orozco, 69’) y Gustavo Adrián Ramírez. 

Entrenador: Hernán Torres Oliveros.

Alianza Petrolera: Juan Pablo Chunga; Leonardo Saldaña, Jeider Riquett, Carlos Pérez, Yhormar Hurtado; Freddy Flórez, Julián Guevara, Juan Portilla (Jair Castillo, 74’); Estefano Arango (John Pérez 81’), Edwin Torres (Bayron Garcés,74’); Brayan Gil (Sebastián Pineda, 74’). 

Entrenador: Hubert Bodhert.

Foto: Dimayor







Síguenos en Google News