Pese a duras críticas de hinchas del DEPORTES TOLIMA, Hernán Torres se reafirmó: "Si tengo que jugar feo, pues jugamos feo, pero hay que sumar"








Pese a duras críticas de hinchas del DEPORTES TOLIMA, Hernán Torres se reafirmó: "Si tengo que jugar feo, pues jugamos feo, pero hay que sumar"



En una actitud que sigue causando polémica en las redes sociales, y que le ha costado fuertes críticas de los hinchas, el técnico del Deportes Tolima, Hernán Torres Oliveros, está dispuesto a 'morir con la suya'. El entrenador de la 'tribu', tras el lánguido empate (0-0) frente a Millonarios como visitante, por la fecha 17 de la Liga BetPlay 1 2021, volvió a defender su idea de juego, que según él le da frutos. 

El 5-4-1, que se ha vuelto habitual en cada cotejo que afronta el 'Vinotinto y Oro', si bien ha garantizado la imbatibilidad de su valla, también lo ha hecho estéril en ataque, pues de los últimos cinco cotejos en el torneo, en tres -contando el vivido ante los 'Embajadores'- se fue con este mismo marcador. Su propuesta ha sido tildada de tacaña e inconsecuente con un plantel que antes daba espectáculo.

"Lo prioritario hoy (sábado) era el resultado, más con las contingencias que estamos viviendo. Me parece que ha sido solido, un modulo que ha sido fuerte y los jugadores lo han asimilado. Que nos falta fútbol, la tenencia, pero faltando dos fechas para terminar el torneo no hay que dar ventajas. Y si hay toca jugar feo, jugamos feo, pero hay que sumar", ratificó el orientador en rueda de prensa.

Aunque, acto seguido, se contradijo de forma tajante en su afirmación. "Hoy en el día en el fútbol prevalece el resultado. Y lógicamente, si mantiene jugando bien siempre va a conseguir resultados positivos, va a perder de vez en cuando, pero va a conseguir resultados positivos. Y si juega mal, tiene más posibilidades de perder partidos que de ganarlos", expresó el veterano orientador.

Desde su óptica, fue un partido táctico, en el que ha trabajado de acuerdo a la nómina que tiene a su disposición y sensibles bajas de jugadores que eran claves para mostrar otra cara. "Me parece que los muchachos lo han entendido aplicados en defensa y el equipo demostró el desgaste del torneo de los partidos tan seguidos", agregó el orientador, quien llegó con su escuadra a 29 puntos en el tablero.

"Jugamos ante un rival que cuenta con mucha juventud y movilidad, con solidez defensiva en su bloque. Teníamos que controlar el ímpetu que tenían y creo que fue un juego táctico, en donde ellos, faltando cinco minutos, metieron toda su artillería, pero le modulo que se aplicó fue solido", agregó Torres, quien no contó con el arquero William Cuesta y el defensa Sergio Mosquera, por lesión.

Según Torres vive un entorno muy difícil, por diferentes cuestiones. Y eso habla del estilo, por demás timorato, que evidencia en el campo. "Me toca sacar resultados, en esta instancia que estamos viviendo no se pueden ceder puntos, y de visitante con Millonarios, un equipo que esta peleando la entrada, no se puede dar el lujo de abrirse para que le puedan marcar y jugar bonito", indicó.

Por último, en el retorno del juvenil Léider Riascos, quien actuó por la zona derecha, destacó su trabajo, necesario en un esquema en el que se veía 'cojo' sin un hombre de oficio en esta zona. "Nos alegra mucho, estaba lesionado igual que (Nilson) Castrillón, es un lateral derecho en salida y no improvisamos más con Narváez que le tocó estar de extremo en ese módulo", finalizó el técnico.

Tras este agridulce bocado, los aficionados esperan un mejor desempeño de su escuadra este martes (7:30 p.m.) en su visita al Deportivo Cali, por la 'vuelta' de la primera fase de la Copa Conmebol Sudamericana 2021. Una llave en la que tiene una amplia ventaja y, al menos, podría arriesgar en su propuesta, frente a un rival que, como mínimo deberá marcar tres goles para forzar los penales. 

Foto: Dimayor







Síguenos en Google News