Daniel dice: Expectativa



Daniel dice: Expectativa






Empieza un nuevo semestre futbolero para el Deportes Tolima, y desde ya tiene objetivos en la mira, los cuales empezará a disputar pronto. Se deberán pasar pruebas de gran envergadura, como serán las fases previas en la Copa Libertadores 2020, con la finalidad de llegar a grupos que es lo primordial.

La llegada de Hernán Torres es positiva por donde quiera que se mire. Es un hombre que conoce la tierra, ha logrado cosas importantes con el equipo y sobretodo sabe trabajar al modelo Tolima. Un regreso esperado y el hombre idóneo de tomar las toldas del Vinotinto y Oro. Además, como dato y no menor, ha logrado la mayor gesta en en el ámbito internacional, casualmente en la Libertadores, ante Corinthians en 2011.

Si bien cada año es una nueva ilusión, hay que tener en cuenta que el exitoso desempeño obtenido en el último tiempo hace que cada vez sea mayor. Este 2020 es de esas temporadas en la que se buscará nuevamente el gran objetivo: Ser campeón. Y sin duda esa será la mayor motivación, tanto para el cuerpo técnico, jugadores e hinchada.

El presidente del club, Gabriel Camargo Salamanca, continúa acertando en cuanto a lo futbolístico se refiere. Contrató un hombre con pergaminos para asumir el reto de mantener al equipo en lo más alto. Se reforzó con juventud, lo que se complementará con la experiencia que ya se tiene en la base.

Los procesos se apoyan en los resultados para saber y confirmar si fueron exitosos o no. Con base en lo anterior, la era de Alberto Gamero dejó cinco años de ensueño, con dos títulos a bordo. Esto hay que traerlo a colación, con el fin de demostrar que el 'Pijao' ya no es cualquier equipo, sino uno de los protagonistas en el último lustro y hasta más. Algo que debe incentivar a cualquier entrenador y jugador al llegar a Ibagué.

Algo que hay que reconocer y exaltar, es la capacidad de gestión que tiene Camargo Salamanca. Para nadie es un secreto que el fútbol es un negocio, pero al paso que va será una bomba de tiempo con clubes pagando salarios extremadamente altos. Por lo que un club como Tolima jamás podrá competir ante las chequeras de otros clubes.

Aquí los que dicen llamarse 'hinchas' son los que más critican, tanto las salidas y llegada de jugadores. Esos que no saben que es comprar un abono están siempre listos para destruir. Y como si fuera poco, son los que más exigen refuerzos de cartel, algo que se evidencia día a día.

El hincha del Tolima, se podría decir, refleja la realidad que se vive tanto en Ibagué como en el departamento, esa falta de sentido de pertenencia y amor por la región: En este caso el conjunto de la tierra. A eso también sumarle que para todo siempre hay una excusa para justificar su actuar.

Últimamente, con más aciertos que errores, el club ha mejorado su mercadeo. Aún falta, pero se va mejorando en el tema. Se continuó con el tema de abonos, que en esta ocasión se sacaron con mayor antelación y aparte con descuentos lógicos y razonables. Tal vez el único reparo que haría es el desequilibrio en precios entre las Laterales y Oriental, tanto en boleta suelta como en abonos, que es supremamente alto.

El mensaje al hincha es que reflexione y apoye. No todos los años se tiene un grupo competitivo y este seguramente será así. Criticar menos y apoyar más y si es desde la tribuna, mejor. Cada quien sabrá y en su conciencia quedará, mientras tanto disfrutemos de esta pasión llamada Club Deportes Tolima…


Síguenos en Google News