Gamero y su balance tras el triunfazo del DEPORTES TOLIMA ante Nacional: Le ganamos a un gran rival



Gamero y su balance tras el triunfazo del DEPORTES TOLIMA ante Nacional: Le ganamos a un gran rival




Una vez más el técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, demostró que le tiene la medida exacta a Atlético Nacional, rival al que volvió a 'pintarle la cara' en su casa en la noche del jueves (0-1), en esta ocasión por la 'ida' de los cuartos de final de la Copa Águila 2019. Increíble pero cierto.

El entrenador samario, con una escuadra aplicada en todas sus líneas y letal en el contragolpe, se convirtió en el 'Coco' de los jugadores 'Verdolagas', a quienes al parecer la casaca 'Vinotinto y Oro' ya comienza a causarles serias pesadillas. No de otra forma puede explicarse semejante sometimiento estadístico.

Seis victorias consecutivas, cuatro de ellas en el Atanasio Girardot, hablan por si solas de la 'paternidad' que ejerce el onceno ibaguereño frente al equipo más veces campeón en el país. Ni siquiera la exitosa dupla Juan Carlos Osorio - Pompilio Páez pudo ponerle fin, por ahora, a este verdadero suplicio para sus hinchas.

"Fue un partido de ida y vuelta. Nacional también nos atacó, tuvo opciones de gol, como también nosotros las tuvimos en las contras. Pero hoy (jueves) fuimos contundentes en una de ellas y ganamos un partido importante", indicó el 'Sonero' en rueda de prensa, satisfecho por el logro de sus dirigidos.


Lo leyó bien

Pese a que los paisas debieron hacer modificaciones obligadas por lesiones en tres de sus hombres, el trámite del compromiso no fue nada fácil. Así lo ratificó el estratega, quien acertó en la inclusión del volante Ómar Albornoz y el delantero Jorge Luis Ramos, quienes desequilibraron el partido a su favor. Tenía muy bien analizado a su rival.

"Nos cambiaron unos jugadores, pero el funcionamiento fue el mismo. Luego tuvo tres bajas y debió armar un equipo nuevo. Quería que hiciéramos daño en la parte ofensiva, para nadie es un secreto que lo que el profe (Pompilio Páez) nos puso por las lesiones no eran centrales y queríamos explotar eso", apreció Gamero.

Para el timonel, la clave fue la presión alta que impidió que el dueño de casa jugara con comodidad. Y tarde que temprano dio sus frutos, aunque pudo ser una victoria más amplia si a los 38' el delantero Diego Valdés hubiera tenido fortuna en el esférico que le quedó tras el cabezazo del zaguero Julián Quiñones. No obstante, por momentos también lo sufrió.

"Cuando hacíamos la presión alta los obligábamos a jugar largo, y de pronto al perder los rebotes nos salían jugando. Ahí era cuando teníamos problemas. Al retroceder se nos incrustaban los interiores, los mediocentros a las espaldas de nuestros volantes y ahí también hacían daño. Le ganamos a un gran rival", precisó el entrenador.

Con el deber cumplido en los primeros 90 minutos de la serie, el 'Cacique' de los 'Pijaos' ahora se enfocará en lo que será el clásico del domingo (6 p.m.) frente al Atlético Huila. No hay otro resultado posible que no sea el triunfo, si se quiere permanecer entre los ocho mejores de la Liga Águila 2 2019, ante un equipo comprometido con el descenso.


Síguenos en Google News