Gamero, el 'terror' de los equipos capitalinos: Sacarle ventaja a Millonarios en Bogotá era complicado



Gamero, el 'terror' de los equipos capitalinos: Sacarle ventaja a Millonarios en Bogotá era complicado




El estadio El Campín de Bogotá se ha convertido en uno de los escenarios favoritos del técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero. El 'Sonero' cosechó su segunda victoria del semestre en este campo, en esta ocasión a expensas de Millonarios (1-2), por la fecha 16 de la Liga Águila 1 2019.

De las últimas cinco visitas al 'Coloso de la 57', Gamero sacó tres triunfos, un empate y una derrota, con seis goles a favor y seis en contra: Números que hablan de su buen rendimiento en calidad de visitante no solo frente a los 'Albiazules', sino también con Independiente Santa Fe.

"Enfrentarlos es hacerlo con un equipo de mucho oficio, con mucho trabajo y me parece que por momentos el juego se tornó de ida y vuelta, ellos atacaban y nosotros también", adelantó el timonel samario en rueda de prensa.

"Me gustó que el equipo vino a proponer, a jugar su partido, ante un rival que lo que está haciendo en el fútbol colombiano es de admirar, que tiene variantes ofensivas. Pusimos el partido mano a mano, de ida y vuelta", agregó el entrenador, quien llegó a 28 puntos en el torneo.

En su forma de ver las cosas, "Sacarle ventaja a Millonarios en Bogotá era complicado. Simplemente tratamos de hacer un partido sin temor (...) con presión alta, en donde no nos salieron jugando ni una sola vez. Fue un encuentro de roce, de quite, de faltas".



Elogios

Para el adiestrador, lo hecho por los volantes ofensivos Álex Stik Castro y Daniel Cataño fue fundamental para llevarse los tres puntos. Más aún ante el puntero del certamen, que buscaba congraciarse con su afición tras sellar su pase a la semifinal.

"Este equipo tiene una idea clara de juego. Encuentran los espacios y se desenvuelven en ellos y me parece que lo de Castro y Cataño fue importante. Se acomodaron bien por los extremos, y el sacrificio fue muy bueno. A Castro se le da ese buen premio que es el gol", enfatizó.

Análisis a Pinto

Si algo tenía claro el entrenador era la propuesta que iba a implementar en el campo de juego el técnico contrario, Jorge Luis Pinto. Un duelo entre alumno y maestro que recordó viejos duelos en el rentado criollo, como aquel efectuado en 2006 en Cúcuta, que terminó más caliente de lo esperado.

"Este Millonarios es diferente al que veníamos viendo el año pasado y antepasado. Sabíamos que cogerlos mal parados no sería fácil, porque al profe Pinto es de los que les gusta siempre que el equipo quede bien ubicado", manifestó Gamero.

"Ellos no tuvieron la salida que tuvieron anteriormente. Encontramos espacios por los costados y vi que en la mitad de la cancha teníamos un tres con posesión del balón, pero teníamos presente que para ganarles teníamos que hacer muchos duelos defensivos y ofensivo", apuntó.

A diferencia de otros juegos, Gamero aprendió la lección y supo cerrar con broche de oro para cosechar un importante resultado, que lo dejó ad portas de lograr el primer objetivo del semestre.

"En el segundo tiempo, después de ir ganando, vi la tranquilidad del equipo: Defensivamente sólido, fuerte, con un 4-1-4-1 cuando retrocedíamos. El equipo quería asimilar lo que nos había pasado en otros partidos, ese temor de ir ganando y retroceder. Pero lo hicimos bien", afirmó.



Lo que viene

Para el juego del próximo sábado (2 p.m.) ante Alianza Petrolera como local, Gamero adelantó que pondría la titular, pues necesita de una vez asegurar el cupo a los cuadrangulares semifinales, para así meterse de lleno a la recta final de la fase de grupos de la Copa Libertadores.

"Vamos partido a partido. El sábado tenemos uno contra Alianza e indudablemente que el grupo que jugó hoy (miércoles) debe estar, miraremos la recuperación que tengan", precisó el técnico, uno de los de más regularidad a nivel local.

"Tenemos dos jugadores que serán baja, uno sancionado como (Julián) Quiñones y otro que está lesionado, como (Sergio) Mosquera, tendrían que ir dos centrales nuevos. Pero siempre le pregunto a los jugadores cómo están, cómo se siente", complementó.

El estratega es consciente que a esta altura la seguidilla de compromisos comienza a pasar factura al colectivo, que ha tenido un cronograma maratónico para un plantel con solo 25 jugadores profesionales.

"Cuando hicimos la pretemporada sabíamos de esta cantidad de partidos. Completamos el número 22 en dos meses y 17 días. Veo al equipo entero pero vamos a mirar. No son Rambos, de hierro, porque el esfuerzo que se hizo para ganarle a Millonarios fue muy duro", indicó.





MÁS NOTICIAS