La escena internacional: La deuda de Alberto Gamero con DEPORTES TOLIMA y consigo mismo



La escena internacional: La deuda de Alberto Gamero con DEPORTES TOLIMA y consigo mismo




Por: Mario Alejandro Rodríguez

Si hay algo que el hincha del Deportes Tolima puede exigirle al técnico Alberto Gamero, el más exitoso en 64 años de historia del 'Vinotinto y Oro' con dos títulos, es que su buen desempeño a nivel local trascienda fronteras.

Y él, en su interior, lo tiene más que claro, pues es la asignatura pendiente que tiene desde que inició su carrera como entrenador, en el año 2006 con Boyacá Chicó.

El 'Sonero' dirigirá su tercer torneo internacional con los 'Pijaos', luego de haber participado en dos ocasiones en la Copa Sudamericana (2015 y 2016). Y el sexto en su historial, pues también compitió en la Libertadores con los 'Ajedrezados' (2008 y 2009) y con Junior de Barranquilla (2017).



El balance para Gamero con la 'tribu' a nivel continental es agridulce, por lo que está llamado -sí o sí- a dar el golpe en la presente versión de la 'Gloria Eterna', ante rivales como Atlético Paranaense de Brasil, Boca Juniors de Argentina y Jorge Wilstermann de Bolivia.

En 2015 solo pudo llegar hasta octavos de final de la Sudamericana tras ser eliminado por Luqueño de Paraguay (2-1). Se despidió con registros de una victoria, una derrota y tres empates, aunque superó en primera fase a Carabobo de Venezuela (por penales) y en la segunda a Junior (2-1).

Y al año siguiente (2016) se despidió de forma prematura del torneo sudamericano, luego de ser eliminado en la primera ronda por el modesto Deportivo La Guaira de Venezuela, apenas por la mínima diferencia (1-0).

Para los 'Pijaos' también hay una tarea por hacer: Superar por segunda vez la ronda de grupos de la Libertadores, algo que no hace desde 1982, y borrar el fracaso de su última presencia continental, cuando en 2017 dijo adiós en la fase 1 de la Sudamericana ante Bolívar de Bolivia.



Con otros clubes

Con los boyacenses compitió en dos ediciones de la Libertadores. En la primera, en 2008, quedó eliminado en la ronda de repechaje a manos de Audax Italiano de Chile, por el factor de mayor número de goles anotados como visitante, tras el empate (4-4) en la llave.

Y en 2009 hizo parte del Grupo 7 junto con Gremio de Brasil, Universidad de Chile y Aurora de Bolivia. El entonces campeón del fútbol colombiano quedó al margen con nueve puntos, uno menos que los 'Australes', segundos.

A su vez, con los 'Rojiblancos' estuvo en la versión de 2017, en la que llegó hasta la fase 3 del repechaje, tras superar a Carabobo por goleada (4-0), pero caer frente al Atlético Tucumán de Argentina (3-2).


Síguenos en Google News