Los jugadores del DEPORTES TOLIMA y lo que les dejó el empate ante Rionegro Águilas


Foto: Jorge A Cuéllar

El delantero Marco Pérez, el zaguero Julián Quiñones y los volantes Luis 'Cariaco' González y Carlos Robles, entregaron su balance del empate (1-1) del vigente campeón criollo, Deportes Tolima, ante Rionegro Águilas, en cumplimiento de la fecha 12 de la Liga Águila 2 2018.

Los cuatro jugadores coincidieron en que si bien no fue el resultado deseado, el punto ante los antioqueños fue vital para conservar el liderato del torneo, con 26 puntos de 36 disputados y un rendimiento del 72,2%. La clasificación a los 'Play Offs' está cada vez más cerca.

Marco Pérez (Delantero):

Es muy importante la confianza que me da el profe, el apoyo de los hinchas. Vamos de la mano como una familia, buscaremos clasificarnos rápido para tratar de pelear el título. Por ahí se visualizaba más el segundo gol nuestro que el empate de ellos, pero así es el fútbol.

Enfrentamos a un excelente rival, tratar de corregir esta semana. Espero mejorar de la herida que tengo en la frente.

Julián Quiñones (Defensa):

Ustedes mismos vieron que fue un compromiso muy complicado. De acuerdo a cómo estábamos en la tabla, así mismo se jugó: El primero contra el cuarto. Fuimos un equipo que intentó ganar su partido, por todos lados pero no se nos dio.

Desarrollamos un fútbol de tenencia y en el segundo tiempo a ellos los cambios les sentó muy bien. Luego no pudimos hacer nuestro fútbol. Así como pudimos haber ganado, también perdido, hay que reconocer el trabajo del rival.



Luis 'Cariaco' González (Volante):

Las cosas del fútbol. Yo no jugaba por zona derecha, y ahí es donde he dado resultados. Y me pusieron en los últimos dos partidos por izquierda y no me he sentido tan bien. Pero la idea es darle opciones al profe, poder jugar por las bandas y lo importante es que seguimos sumando.

El trabajo de nosotros también es bloquear a los laterales del rival, tuvimos tenencia de pelota y profundidad pero no fuimos claros.

Carlos Robles (Volante):

Fue un partido difícil, se sufrió y no se pudo conseguir el resultado que queríamos. Se sumó que es lo más importante, creo que el primer tiempo hubo una temperatura muy alta, en la que no pudimos hacer nuestro fútbol. En el segundo intentamos llegar a ese gol. Pero por ahí nos pitaron el penalti. Ellos no tenían cómo, pero ya el juego ya es historia.