¡A lo grande! En una noche épica, DEPORTES TOLIMA se coronó campeón de la Liga Águila 1 2018


Por: Mario Alejandro Rodríguez

La historia dirá que un 9 de junio de 2018, Deportes Tolima escribió con letras de oro una nueva y gloriosa página en el fútbol profesional colombiano. Que cuando todos lo daban por derrotado, se levantó de las cenizas y a punta de amor propio conquistó la segunda estrella. 

La proeza hecha por el técnico Alberto Gamero y sus muchachos, es quizá la más grande en los 70 años del rentado criollo. Y así lo han reconocido hinchas de diferentes equipos, quienes ven cómo el humilde elenco que llegó al juego 0-1 tras la derrota en Ibagué, logró darle vuelta a la historia e imponerse en una plaza en la que nadie pudo hacerlo en 14 años. 

Este domingo derrotó 2-1 como visitante al Atlético Nacional, que llegaba con un invicto de 35 jornadas. Le quitó el registro de imbatibilidad de 11 fechas al guardameta Fernando Monetti, y después de seis años volvió a celebrar en el Atanasio Girardot. ¡Una hazaña de la que se hablará por siempre! 

En el tiempo reglamentario, el mediapunta antioqueño Sebastián Villa (47') y el lateral Danovis Banguero (90+3') pusieron a soñar a toda una ciudad y el Departamento con lo impensado, que se consumó en los 12 pasos gracias a la soberbia actuación del cancerbero Álvaro Montero.


El guajiro, como lo hiciera en el paso a la gran final del torneo ante Independiente Medellín, hace apenas seis días, se lució en los cobros desde el punto de castigo y le atajó los cobros al delantero Reinaldo Lenis y al volante Vladimir Hernández

El camino quedó expedito para que el chocoano Marco Johnnier Pérez, el mismo que fue tan criticado en redes sociales, al que se le cuestionaron sus actitudes extrafutbolísticas, sentenciara el título en el 'Coloso de la 74'. Y no decepcionó. 

Con un potente remate la metió a lo más profundo de la portería Norte del escenario, para felicidad de los cerca de 500 hinchas alentaron como si fueran miles desde la Lateral, y el más de millón de corazones que, a la distancia, vibraron con esta gesta. Como aquel inolvidable 21 de diciembre de 2003, ante Deportivo Cali, Tolima se ganó una vez más la 'lotería'.


Intenso

De arranque, el elenco 'Verdolaga' salió a ahogar a los 'Pijaos', a presionarle la salida y darle manejo al útil. Con la presencia de hombres desequilibrantes, como Vladimir Hernández, Steven Lucumí y Dayro Moreno, el dueño de casa buscó el tanto que sentenciara la serie, ante un contrario que aguantó con lo que pudo.

La primera aproximación de gol se dio a los 9', con un impacto del volante argentino Gonzalo Castellani que pasó cerca del palo izquierdo del arco custodiado por el golero Álvaro Montero. Ese fue el primer aviso de la escuadra paisa, que tuvo libertad para hacer su labor por las franjas. 

Y ocho minutos más tarde (17') Dayro Moreno y el mismo Castellani metieron miedo en predios 'Musicales'. El primero con un impacto que atajó de forma providencial Montero, e inmediatamente el 'gaucho' con una incursión que por fortuna no tuvo éxito.

La reacción del 'Vinotinto y Oro' fue esporádica. Intentó cortar el circuito de los nacionalistas en zona medular y cuando lo logró puso a correr por la banda derecha a hombres como Sebastián Villa y Juan Guillermo Arboleda. A los 32' y 34' se arrimaron con relativo riesgo, pero contuvo el golero Fernando Monetti.

Poco a poco Tolima entendió cómo podía hacerle daño al local. Y comenzó a atacarle las espaldas a los centrales Alexis Henríquez y Felipe Aguilar, quienes ofrecieron sendas ventajas en su propia zona. Por desgracia no contó con la plenitud de Ángelo Rodríguez, quien de forma estoica aguantó lo más que pudo.

Los primeros 45' cerraron con una acción discutida, en el que el árbitro Luis Sánchez y su asistente se equivocaron al sancionarle un presunto fuera de lugar al volante Vladimir Hernández, quien de todos modos la envió al fondo de las piolas.



¡Épico!

En la etapa de complemento, el 'Vinotinto' tuvo su primera modificación: Se fue Ángelo, en medio de sollozos, y entró el chocoano Marco Pérez. La variante cayó muy bien en el funcionamiento del equipo orientado por Gamero, que puso a padecer a Nacional. 

Y cuando apenas corría el minuto 2 (47'), la hazaña comenzó a gestarse. Sebastián Villa se vistió de héroe, peleó una pelota que estaba casi perdida por la lateral derecha, remató a portería y con la ayuda del volante Yorman Campuzano la mandó al fondo de las piolas para desatar la locura en Ibagué y el Tolima. 

Tras el gol, el equipo de Ibagué que tuvo con qué pasar por delante en la serie ante el evidente letargo en zona defensiva de los 'Paisas'. Sobre todo a los 62', cuando el árbitro Luis Sánchez dejó de pitarle un penal claro de sobre Rafael Robayo, protestado por toda la 'tribu'.

Y la desatención que no fue aprovechada por Tolima sí la capitalizó el elenco 'Verde'. Fue a los 65' apareció en solitario el pequeño Vladimir Hernández, a pase de Helibelton Palacios y de cabeza vulneró la valla de Montero, quien se quedó incrustado en las cinco con 50 y no cortó la acción. La gran falla la protagonizó Juan Guillermo Arboleda, quien perdió la marca del escurridizo jugador.

Obligado a buscar el partido, Gamero se jugó sus cartas: Sacó al venezolano Yohandry Orozco para darle paso a Ómar Albornoz (69') y al paraguayo Robin Ramírez por el volante Rentería (75'). Con ello quedó muy expuesto ante la iniciativa de los antioqueños y buscó con más desespero que orden el tanto de la igualdad en la llave.

La expulsión del recién ingresado Camilo Zúñiga, por fuerte falta sobre el canterano Villa (87'), le dio un envión anímico adicional a los tolimenses, quienes se fueron literalmente con todo en búsqueda del tanto que los llevara a los penales.

El golero Montero lo tuvo a los 90+1', de golpe de cabeza, pero Monetti ahogó su grito de gol. Pero dos minutos después, cuando el árbitro Sánchez se prestaba a decretar el final del encuentro, apareció el cabezazo del lateral Danovis Banguero, al primer palo a pase de Villa, que se le coló al cancerbero argentino para el 2-1 definitivo.



¡La proeza!

Ya en la definición desde los 12 pasos, el primero en abrir la cuenta para los 'Verdes' fue Dayro Moreno. Igualó Villa, con un exquisito cobro, pero Alexis Henríquez puso nuevamente en ventaja a los locales con un certero disparo.

El cartagenero Ómar Albornoz puso las cosas 2-2, y fue ahí cuando apareció la figura monumental del cancerbero Montero. Le atajó el disparo a Reinaldo Lenis, quien con actitud displicente quiso vencer al costeño, y le permitió a Danovis Banguero tomar la batuta y poner el marcador 3-2.


Ya el resto es historia. Álvaro, quien se puso la capa de 'Superman', le contuvo con sus pies el remate a Hernández, su verdugo en los 90 minutos. Y Marco Pérez, quien tomó el puesto dejado por Rodríguez, decretó con un potente disparo el tan anhelado título, que acabó con la mala racha de las finales perdidas en 2006, 2010 y 2016.

Así formaron

Nacional: Fernando Monetti, Helibelton Palacios, Felipe Aguilar, Alexis Henríquez, Diego Braghieri; Jorman Campuzano, Gonzalo Castellani, Macnelly Torres, Vladimir Hernández, Steven Lucumí y Dayro Moreno.  
Técnico: Jorge Almirón.
Cambios: Aldo Leo Ramírez por Torres (55'), Reinaldo Lenis por Lucumí (71') y Camilo Zúñiga por Braghieri (85'). 

Deportes Tolima: Álvaro Montero; Juan Guillermo Arboleda, Julián Quiñones, Fáiner Torijano, Danovis Banguero; Rafael Robayo, Carlos Rentería, Carlos Robles; Sebastián Villa, Yohandry Orozco y Ángelo Rodríguez.
Técnico: Alberto Gamero.
Cambios: Marco Pérez por Rodríguez (46'), Ómar Albornoz por Orozco (69') y Robin Ramírez por Rentería (75').

Fotos: Dimayor