El equipo merecía algo más: Alberto Gamero y el revés de DEPORTES TOLIMA en la 'Semi' (Ida) de la Liga Águila 2 2017


Un gran sinsabor le quedó al técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, luego de la dolorosa derrota sufrida por su escuadra en la noche del miércoles ante Independiente Santa Fe, en los primeros 90 minutos de la semifinal de la Liga Águila 2 2017.

El 'Sonero', en un partido ríspido, padeció lo que tanto se advirtió en la previa: La 'fuerza área' del equipo capitalino, que le basto una sola opción para llevarse los tres puntos del gramado del estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué.  

Así como Jaguares de Córdoba, en los cuartos de final, aunque para ser justos la finalización no llegó de golpe de cabeza, sino con un potente remate de un ex Pijao: Sí, Wilson Morelo, el mismo que pasó en 2012 sin pena ni gloria por Ibagué.

"Hicimos un buen trabajo. El equipo merecía algo más, pero el fútbol no es de eso sino de goles y Santa Fe lo hizo en la jugada en la que son fuertes ellos, nos descuidamos", expresó el entrenador.

"El equipo fue por momentos mucho más ordenado, con más posesión del balón y con inicio de juego", añadió el entrenador, con el rostro gris, apenas normal por el batacazo recibido.

Y es que la visita solo tuvo una -solo una opción- para hacer su negocio en el 'Coloso de la 37'. El resto de la propuesta fue la de siempre: Aguantar, defender y hasta quemar tiempo, fiel a la escuela 'Cardenal' de los últimos cinco años, pues ha sido muy exitosa en materia de títulos. 

"Con el respeto que me merecen, Santa Fe no vino a proponer un partido para ganar. Encontramos que se defendió bien, esa es la realidad, porque en la mayor parte del juego se disputó en campo ofensivo nuestro", explicó el entrenador samario.

Pero la tristeza debe ser momentánea, pues el sábado (7 p.m.) se deberá afrontar el duelo de vuelta con igual o más ímpetu del mostrado en la ida y los recaudos necesarios para no sufrir en demasía en defensa.

"La verdad me voy triste por el resultado, pero muy tranquilo por este grupo. De visitante jugamos bien y ha hecho buenos partidos. Y quedan 90 minutos, vamos a ir a buscarlo", complementó.


El partido

En el concepto de Gamero, el encuentro mostró a un dueño de casa con la intención de ir al frente, ante un contrincante que jugó a la contra, aprovechando la presencia de hombres rápidos como Jhon Freddy Pajoy y Anderson Plata. 

"Sin duda este equipo es ofensivo, juegue quien juegue. Quizá nos cogían mal parados porque salía el marcador izquierdo, (Danovis) Banguero, y el derecho, (Juan) Arboleda y no encontramos los espacios que a veces se dan en otros partidos", refirió.

"Santa Fe nos plantó un 4-3 en zona 1 en donde no encontrábamos espacios para elaborar fútbol. Resultamos tirando centros porque era la única fórmula que teníamos", agregó.

Reconoció que tenía referenciado a Morelo, pero que su sistema tuvo un leve pestañeo que le costó los tres puntos; como no pasaba en casa desde hace unas 17 jornadas. 

"(Wilson) Morelo tenía su marca. Ayer y antier entrenamos mucho esa pelota. Primer palo y la bola va al segundo. Pusimos dos jugadores en el primero, a que me marcaran ese palo y ahí sostuvimos bien. Pero en la segunda jugada nadie tenía por qué soltar marca. Y él entró solo e hizo el gol", dijo.

Los cambios

A quienes no entendieron por qué en una instancia definitiva el técnico tuvo en nómina a jugadores de poco rodaje, como Mariano Vázquez, Jader Obrián y José Erik Correa, por citar los casos más relevantes, Alberto Miguel quedó conforme con la presentación de sus pupilos.

"Lo de Mariano es satisfactorio, porque está reemplazando a un jugador importante como (Santiago) Montoya y me parece que lo ha hecho bien", indicó Gamero, quien también lo incluyó el pasado sábado, en la visita a Nacional.

"Y el cambio de Obrián es porque veo que Santa Fe no me quería atacar: Saca a Morelo y mete a (Sebastián) Salazar, con cuatro volantes de marca y cuatro defensas. Y ahí sí decido arriesgar un poquito", acotó.

Y sobre Correa, quien ni siquiera estaba en convocatoria, pero que fue incluido de emergencia ante la ausencia de Ángelo Rodríguez, dijo que su aporte fue interesante. "Me parece que tuvo un buen trabajo, con un par de opciones de gol", reflexionó.

Precisamente, en cuanto a Ángelo, es obvio que está siempre en sus planes, por lo que el hecho de que no esté juega un papel fundamental en la propuesta que pueda desempeñar el equipo.

"Para nadie es un secreto la falta que hacen nueve goles. No tuvimos a Ángelo no porque no haya querido, ni tampoco entró Montoya faltando 25 minutos porque Gamero no quería. Es que ellos vienen de una lesión", finalizó.