Dura sanción de Dimayor contra DEPORTES TOLIMA: Dos fechas de cierre de la tribuna Sur del Murillo


La División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) sancionó este miércoles de forma drástica al Deportes Tolima por los presuntos hechos protagonizados por sus hinchas en el estadio Palogrande de Manizales, el pasado 17 de agosto, en la derrota (2-1) ante Once Caldas.

El ente rector suspendió para los dos próximos partidos como local del 'Vinotinto y Oro' la tribuna sur del estadio Manuel Murillo Toro, y conminó al club a pagar una multa de 7 millones 377 mil 170 pesos.



De acuerdo con la Dimayor, la determinación se tomó "por la conducta incorrecta de sus seguidores", en su mayoría integrantes de la barra Revolución Vinotinto Sur, quienes tuvieron roces con integrantes de la barra Brigada Once, cuando estos intentaron robarle un estandarte a la agrupación foránea.

"Según lo evidenciado en las imágenes oficiales revisadas por el Comité y en los reportes oficiales del partido, hacia el minuto 65 del encuentro deportivo mencionado, aficionados del Deportes Tolima, que se encontraban ubicados en la tribuna sur, propiciaron riñas a tal punto de agredir a los policías que se encontraban custodiando dicha tribuna", se relató en la Resolución 040 de 2017.


¿Cruce de versiones?

Sin embargo ese mismo día, el 17 de agosto, el alcalde de Manizales, Octavio Cardona, salió en defensa de los seguidores del 'Pijao' e indicó en su cuenta de Twitter que quienes propiciaron los enfrentamientos fueron los miembros de Brigada Once. 

De hecho prometió sanciones ejemplares hacia este colectivo, pues no era la primera vez en que se veían envueltos en enfrentamientos con hinchadas contrarias.

"Instrucciones precisas a la Secretaría de Gobierno de Manizales para que en el Comité Local de Fútbol aplique medidas enérgicas a barra que agredió a hinchas del Tolima", publicó el burgomaestre.

Lo más extraño es que mientras el club de Ibagué recibió una dura sanción, el dueño de casa y por ende responsable de la seguridad del espectáculo fue exonerado de toda culpa. 

"Previo a la decisión, el Comité revisó los argumentos expuestos por el representante legal del club, observó lo señalado por los oficiales de partido en sus informes correspondientes, y analizó las imágenes oficiales del encuentro deportivo", se indicó en la resolución. 

Por ahora, la sanción se deberá aplicar en los juegos ante Patriotas, por la fecha 12 de la Liga, en el fin de semana del 17 de septiembre, y la 14, en el del primero de octubre, cuando reciba al Independiente Medellín. 

No obstante, contra la presente decisión procede el recurso de reposición ante este Comité y el de apelación ante la Comisión Disciplinaria de la Dimayor.



Los descargos del club

Una vez se conocieron los hechos, la Comisión de Disciplina del Campeonato requirió a la institución 'Pijao' para que presentara sus respectivos descargos.

Según el presentante legal de la escuadra de la 'Tierra Firme', nunca fueron informados de los inconvenientes que se registraron en la localidad sur del máximo escenario deportivo de los caldenses. 

"Nos encontramos muy sorprendidos con el presente requerimiento toda vez que no habíamos sido previamente informados de los hechos que se manifiestan en la comunicación, pues el partido se llevó a cabo con normalidad, y sin retraso o inconveniente alguno, que hubiésemos evidenciado o que se nos haya puesto en conocimiento", se leyó en la resolución. 


Y añadió: "Nuestro oficial de seguridad (Karl Robert Bernoske) estuvo en permanente contacto con el oficial de seguridad del Once Caldas, previendo cualquier novedad que se presentara y según nos informa oficialmente no le fue comunicado en manera alguna los hechos que aquí se relacionan"

No obstante, para la Dimayor "es responsabilidad de los clubes la conducta impropia de sus seguidores y la existencia de violencia contra las personas", según está estipulado en el artículo 84 del Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol.

Fotos: El Rincón del Vinotinto, Pasión Blanca 11 y Casa Blanca OC