Falta una final más: Cléider Alzate, volante del DEPORTES TOLIMA y el triunfo ante Bolívar en el Murillo Toro


Si hay que hablar de méritos y ponderar rendimientos, es muy oportuno lo hecho por el mediocampista antioqueño Cléider Alzate, determinante para que Deportes Tolima le diera vuelta a un partido que se tornaba bastante complejo.

El volante, quien estuvo varias semanas por fuera debido a problemas musculares, fue el hombre más destacado en el triunfo (2-1) de este jueves frente a Bolívar de Bolivia, como local, en el debut en la Copa Conmebol Sudamericana 2017. 

En entrevista con Fox Sports, Alzate dio las claves sobre las cuales se cimentó la remontada 'Pijao', ante un contrincante que plantó cara en la primera parte, pero en la segunda mermó en su producción y vio cómo cayó su valla en dos ocasiones.

"Esto es un esfuerzo de todos mis compañeros. Faltaba un poco de movilidad, de mucha intensidad. Acaté lo que dijo el profesor, se veía que necesitábamos un cambio de ritmo, mejorar en la entrega y creo que el empuje de todos mis compañeros y saber que estábamos de local y que podíamos remontar fue importante", dijo.

Desde su óptica, la propuesta de la 'Academia' fue agresiva y con ello reconoció que -tal vez- el resultado de los 45' iniciales fue en cierto modo benévolo con el dueño de casa.

"Regalamos un primer tiempo a un equipo que no vino a especular, sino a apretarnos arriba. Por fortuna ese empuje, esas ganas que tuvieron, desaparecieron en el segundo y eso le permitió a nuestro equipo mejorar", manifestó.

Y habló sobre su gol, marcado a los 53', con el que rompió el ayuno de 398 minutos del onceno 'musical' sin anotar en la 'Otra mitad de la gloria'.

"El balón me llegó preciso. Y el arquero dudó. Y Dios me puso en ese lugar, es importante hacer gol, sumar para el equipo, gracias a Dios se dio una victoria, se sabía que era sufrida", enfatizó.

Es consciente que quizá el margen de goles debió ser más amplio, pensando en la vuelta que será en el estadio Hernando Siles de La Paz, a más de 3.600 metros de altura. Sin duda esta situación que se presenta como el gran obstáculo a vencer por parte de Cléider y sus compañeros.

"Vamos con una diferencia mínima. Hay que jugar una final más pero contamos con el suficiente tiempo para prepararla. Falta muchísimo, esperamos mejorar y que eso nos alcance para ir a La Paz", referenció.



Si te lo perdiste