Alberto Gamero: El hombre que volvió al DEPORTES TOLIMA para levantar la segunda estrella


Alberto Gamero tenía claro que si volvía a Deportes Tolima era para superar lo que ya había hecho en 2014, cuando se alzó con el título de la Copa Colombia. Y así lo hizo. El 'Sonero', a punta de trabajo, se convirtió en el gran artífice del título de la Liga Águila 1 2018, que acabó con casi 15 años de amargos desenlaces.

El samario será recordado como el único capaz de acabar con la hegemonía de Atlético Nacional. No solo le ganó en su patio, el Atansio Girardot: con ello le quitó el invicto de 35 fechas y el de 11 sin recibir gol. Además le arrebató una copa al 'Rey' en su cancha después de 14 años, ni más ni menos.

Y es que no se recuerda hazaña semejante en la competición liguera. De hecho, este Gamero 2018 superó al de aquel 2008, cuando con Boyacá Chicó venció a otro histórico del fútbol nacional, como lo es América de Cali. Ese había sido el último título de un 'chico' en el certamen de Dimayor.

Pero su éxito con los 'Musicales' en esta seguna era no fue flor de un día. Se puede decir que comenzó antes de arribar por segunda vez a Ibagué, aquel 26 de marzo de 2017. Ese día se oficializó su salida de Junior de Barranquilla, cuando apenas llevaba algo más de tres meses al frente de los 'Rojiblancos'.

Sintió la necesidad de reinventarse, de analizar con cabeza fría por qué no pudo triunfar en la escuadra 'Tiburona'. Se dio unos meses de descanso, viajó a España y Argentina, pero cuando menos lo pensó recibió el 4 agosto de 2017 el llamado del presidente y dueño del club, Gabriel Camargo. Era el momento de volver.

Al ver que su colega 'Cheché' Hernández aún se jugaba su permanencia, decidió declinar el ofrecimiento del exsenador. Pero dos semanas después, aquel 22 de  agosto, cambió de opinión y aceptó un 'barco' que iba a la deriva, sin timonel.

Y desde entonces pasaron 291 días con sus noches, en los que en la mente del costeño estuvo el mismo objetivo. Un total de 40 partidos, 15 en el segundo semestre de 2017 y 25 del primero de 2018, le dejaron un total de 65 puntos de 120 posibles, para un rendimiento del 54,1%.

Fue el único colombiano en meterse entre los cuatro mejores del torneo, frente a los argentinos Jorge Almirón (Nacional) y Néstor Craviotto (Atlético Huila), y el español Ismael Rescalvo (Medellín).

Gamero puede decir con orgullo que, en los casi 64 años de historia del 'Vinotinto y Oro', logró lo que nadie más pudo. Tres finales, dos títulos, cuatro clasificaciones a eventos internacionales y seis semifinales ligueras hablan muy bien de su gestión como estratega del equipo. ¡Felicidades!

Foto: Jorge A Cuéllar