¡Valió la pena la espera! DEPORTES TOLIMA, en una noche atípica, venció al Once Caldas y se metió a los ocho


Es, quizá, la victoria más extraña que se recuerde del Deportes Tolima en el último tiempo. El 'Vinotinto y Oro', en una noche de locos, superó por la mínima diferencia al Once Caldas (0-1) como visitante, rompió la mala racha en Manizales y de paso se metió a los ocho mejores de la Liga Águila 1 2018.

El tanto del volante Carlos Robles, en el quinto minuto de reanudación (86'), sentenció la historia a favor de los 'Musicales', en un partido que sufrió tres suspensiones por el mal estado del campo de juego del estadio Palogrande, tras la fuerte lluvia que arreció a territorio cafetero.

Sin indumentaria limpia y 'muertos' del frío, el equipo de Alberto Miguel Gamero salió sin mayores expectativas a cumplir con los últimos 13 minutos de juego.

Pero a decir verdad, en el camino se encontró un potosí que no dejó escapar, ante la desazón de los pocos aficionados que se quedaron en las tribunas.

Con este importante triunfo, el combinado de la 'Tierra Firme' llegó a 22 unidades de 42 posibles y parcialmente se ubica en la quinta posición del tablero de posiciones. Cumplió el objetivo de estar en el selecto lote por primera vez en lo que va del semestre. 

También rompió una racha de 5 años, 7 meses y 3 días sin vencer a los 'Albos' como foráneos y como si fuera poco extendió su invicto en el torneo a cuatro jornadas. De hecho, como visitante solo ha perdido un juego de siete disputados.

En la siguiente jornada, el equipo 'Musical' recibirá este sábado (2 p.m.) en el estadio Murillo Toro a La Equidad, en cumplimiento de la fecha 15 del campeonato. De ganar dará un paso vital de cara a la clasificación a los 'Play Offs'.


Parejo

En los primeros minutos la posesión del esférico fue del dueño de casa, que buscó construir con pase corto y apertura de bandas, ante lo que fue la axfisiante presión del visitante. Sin embargo, la primera opción de gol la tuvo la 'tribu', que por poco sorprende al golero José Cuadrado.

A los 7' un pase en profundidad del mediapunta Sebastián Villa, por zona derecha, fue recepcionado por el delantero chocoano Marco Pérez, quien sacó un remate cruzado que se fue desviado del marco norte del estadio Palogrande.

Y sobre los 18' el que se arrimó con sumo peligro fue el volante Carlos Robles. Un cobro de tiro de esquina fue impactado por el mediocampista valduparense, quien estuvo a centímetros de poner a celebrar a la 'tribu' en suelo 'cafetero'.

Mientras el local quiso explotar los espacios que dejó su rival por la franja izquierda, custodiada por Ómar Albornoz, en el cuadro tolimense fue evidente que todos los balones iban a parar por el sector derecho, con la presencia de Villa y el apoyo del venezolano Yohandry Orozco.

Poco a poco la intención del Once se diluyó. En tanto, el foráneo se tomó confianza y con rápidas transiciones ganó la espalda de los centrales contrarios, a los que por poco 'vacuna'. A los 25' Pérez protagonizó un mano a mano ante Cuadrado, en el que el golero salió bien librado.

La incesante lluvia que cayó del máximo escenario de los caldenses hizo que el desarrollo del cotejo tuviera características especiales. Más físico que técnica, con la cautela de no cometer errores en zona posterior.

Foto: Club Deportes Tolima


'Aguado'

En la etapa de complemento, la primera posibilidad de convertir la tuvo el local. Fue a los 55' cuando Ray Vanegas -quien sustituyó a Uvaldo Luna- apareció en solitario en el área chica y de cabeza asustó al guardameta Montero, quien vio cerca la redonda de su valla.

Pero poco a poco se complicó el transporte del balón en un campo húmedo, débil, tras una lluvia torrencial que afectó la intención de ambos equipos de apelar al pase preciso y sobre todo a la presencia en las áreas.

Esto obligó a que, en primera instancia, el árbitro Carlos Otega optara por suspender el cotejo cuando corría el minuto 69. Un minuto después reversó su decisión, con el deseo de darle trámite al periodo restante. Solo pasaron unos instantes más (71') para darse cuenta que era imposible continuar.

Sin embargo, la presión de jugadores y cuerpos técnicos de ambos elencos conminó al silbato a volver a poner la pelota en circulación. Con ello vino la inclusión en la visita de Cléider Alzate por Orozco (75'), que se sumó a la hecha a los 64' con la entrada de Rafael Carrascal por Rafael Robayo.

No obstante, a los 82' el juez Ortega suspendió por tercera vez el cotejo, ante la aparición de la tormenta eléctrica en los alrededores del escenario deportivo. Solo 1 hora y 35 minutos después de suspendido, se determinó por retomar el partido.


La victoria

En el quinto minuto de reanudación (86'), el cuadro de la 'Tierra Firme' encontró premio a la 'eterna' espera. En un entrevero en el área contraria, a la salida de un tiro de esquina, el volante Carlos Robles aprovechó y la mandó al fondo de las piolas, para la felicidad del cuerpo técnico visitante.

Ya el resto fue mero control. Gamero cerró el compromiso con la inclusión del volante Luis Paz por Sebastián Villa (90'), ante un anfitrión que se quedó sin argumentos y volvió a revivir los 'fantasmas' del pasado.


Así formaron:

Once Caldas: José Cuadrado; Yonni Hinestroza, Diego Peralta, Miguel Nazarith, David Gómez; Jesús Marimón, Luis Sinisterra, Sergio López, Yesus Cabrera; Uvaldo Luna. y Éder Farías.
Técnico: Huberth Bodhert.
Cambios: Ray Vanegas por Luna (54'), David Lemos por Farías (65') y Marcelino Carreazo por Cabrera (78').

Deportes Tolima: Álvaro Montero; Julián Quiñones, Juan Arboleda, Ómar Albornoz, Luis Payares; Carlos Robles, Rafael Robayo, Carlos Rentería; Sebastián Villa, Yohandry Orozco y Marco Pérez.
Técnico: Alberto Gamero.
Cambios: Rafael Carrascal por Robayo (64') y Cléider Alzate por Orozco (75') y Luis Paz por Villa (90').

Foto: Casa Blanca OC