La logística, el gran lunar de la fiesta vivida en el Murillo Toro en el juego entre DEPORTES TOLIMA y Santa Fe




Por: Mario Alejandro Rodríguez

Parece ser que la Policía Metropolitana de Ibagué (Metib) y el personal contratado por Deportes Tolima se pusieran en cada partido de acuerdo para 'joder' -perdonen la expresión- a los hinchas que quieren acompañar a su equipo sin ningún tipo de trabas o restricciones.

No de otra manera se explica el deficiente dispositivo logístico dispuesto en las tribunas populares y  Oriental para el partido del miércoles, en la derrota (0-1) del 'Pijao' ante Independiente Santa Fe, por la semifinal (Ida) de la Liga Águila 2 2017.

De nuevo se generaron grandes tumultos en los puntos de acceso a las tribunas, en parte por la mala planificación de los anillos de seguridad, que por fortuna no ocasionaron una tragedia.



Por ejemplo, para el acceso a la llamada localidad de sol, instalaron unas vallas que lo único que hicieron fue obstaculizar el tránsito de aficionados

Largas filas se registraron en los alrededores de la cancha Marte (la cual no fue habilitada como parqueadero), pero ante el desespero de los aficionados, estas se vinieron abajo, en una 'estampida' que se pudo haber evitado.

En principio se dijo que las puertas del escenario deportivo se abrirían a las 5 p.m., pero no fue sino hasta media hora después que se habilitaron y a medias, pues no estaban completos los auxiliares en los accesos y en otros casos no estarían los dispositivos de lectura de boletas.


Y, como es ya costumbre, se obliga a hacer filas por género, cuando en las puertas no se cuenta con el personal femenino suficiente para las requisas, lo que retrasa aún más el acceso al cemento.

Ni qué hablar de las dificultades para abandonar el estadio culminado el encuentro, pues los policías no abren las puertas y los hinchas tienen que abrirse paso a empujones, habiendo personas de la tercera edad y niños de por medio.


La 'tortura' en Sur

Por su parte, en la Lateral Sur, se ha vuelto costumbre ver cómo los hinchas son prácticamente 'cercados' por los efectivos policiales y tratados de muy mala forma cuando lo único que quieren -al menos la gran mayoría- es acomodarse de forma rápida y alentar a su equipo.

Es en esta tribuna en donde se registran los mayores problemas en el acceso. Prohibiciones de todo tipo, filas sin sentido, requisas denigrantes y lo peor: ¡Solo cuatro puertas abiertas! cuando se podría permitir el acceso en 12.


"En Sur pedían la cédula dos veces. Y ponen a ocho auxiliares para la requisa que al final solo terminan haciendo cinco. Y en la fila de las mujeres peor, porque solo tres mujeres revisan a todas las que entran a este sector", dijo un hincha que no quiso ser identificado.

Por ello es que tanto en el juego como Atlético Nacional, como en el los 'Cardenales', se vieron hinchas ingresando cuando el partido ya estaba en marcha. Si se supone que los mismos pagan por un espectáculo de 90 minutos, ¿Por qué les impiden disfrutar del mismo?

Si bien es cierto que es una de las dos localidades más económicas, los espectadores merecen el mismo respeto que si entraran a Occidental u Oriental. 

Ni modo de responsabilizar a la barra Revolución Vinotinto Sur en los retrasos, pues ellos cuentan con 30 personas que se encargan de llegar con bastante tiempo de antelación (En este juego fue de cinco horas) y acomodar sus estandartes, tapatribuna y separadores.


Y en la familiar...

Entretanto, en la tribuna Nororiental del 'Coloso de la 37', todo indicaría a que hubo sobrecupo, pues no hubo espacios libres para que los hinchas se movilizaran en caso de un hecho de emergencia. 

Y fue también traumático el ingreso de los espectadores, pues las filas fueron a dar literalmente sobre la carretera, con el evidente riesgo que eso implica por el constante flujo de vehículos. 

El tema en sí es delicado porque a esa localidad es donde asiste mayor número de niños, con base en el convenio entre el club y el Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación de Ibagué (Imdri), que permite que menores entren gratis en compañía de un adulto con boleta.

Otro aspecto que merece ser analizado es la escogencia de los integrantes de logística, pues algunos de ellos apenas sobrepasarían la mayoría de edad y no estarían 'curtidos' para este tipo de espectáculos masivos. 

Como ven, son múltiples y reiterados los aspectos en los que el equipo profesional, sus empleados y los efectivos policiales deberán trabajar si quieren que la fiesta se disfrute de manera plena, sin ningún tipo de incidentes. 


En el tintero...

No está demás que la jefatura de prensa del Club Deportes Tolima, como dueño del espectáculo, dé a conocer en sus espacios oficiales las medidas de seguridad para cada encuentro. Las edades mínimas de acceso y sobre todo, los elementos que los hinchas pueden llevar, para así agilizar este proceso.