¿Fue justo el incremento de boletería para el juego DEPORTES TOLIMA - Nacional? Hicimos la comparación


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Los precios de boletería fijados por el presidente del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, para el partido de este domingo (5:05 p.m.) ante Atlético Nacional, por los cuartos de final (Ida) de la Liga Águila 2 2017, generaron todo tipo de reacciones en redes sociales, entre quienes apoyaron el notable incremento y los que lo rechazaron.

Lo cierto es que el exsenador, en diálogo con el Combo Deportivo de Caracol Ibagué, había adelantado el lunes que se iba a fijar un aumento considerable con respecto a los precios que venía manejando anteriormente, esto ante la posibilidad -latente- de que este sea el último partido del año.

Para Camargo, el 2017 ha sido un año nefasto en materia de taquillas, con multimillonarias pérdidas a su divisa que -a esta altura- no tiene torneo internacional para 2018 y no ha vendido ni un jugador de su plantilla. Pese a las ofertas por Ángelo Rodríguez, Santiago Montoya y Ómar Albornoz, tanto de clubes locales como del extranjero.

"No hay duda de que lo precios se van a incrementar considerablemente. Necesitamos la plata, porque perdimos el año en taquillas. La mayoría de los partidos, a excepción del juego ante Junior, en vez de dejarnos ingresos nos causaron egresos", expresó el dirigente al espacio radial. 


Sin embargo, en el ambiente quedó cierto aire de oportunismo por parte del dueño del club profesional, quien teme que su divisa quede afuera de la Liga a manos del cuadro antioqueño, y con ello la posibilidad de seguir obteniendo más recursos se trunque. 

No de otra forma se explica que los valores hayan sufrido un aumento de hasta el 218% con respecto al más reciente cotejo como local, en el empate (2-2) frente a Junior de Barranquilla, por la  fecha 19 de la Liga Águila 2 2017. 

Aunque, por otro lado, el dirigente manifestó que prometió un jugoso premio a los jugadores por avanzar a la semifinal de la Liga. Lo que no se sabe es si en esa instancia también aplicaría un aumento, o -en compensación por el apoyo dado en 'cuartos'- mantendrá los valores. 

De hecho, para el cotejo ante los junioristas, también aumentó los precios de las entradas, aunque en proporciones más moderadas como las explicaremos a continuación. 


El comparativo

Para la misma instancia hace un año (Cuartos de final) de la Liga 2 2016, el cuadro de la 'Tierra Firme' cobró valores mucho menores para el cotejo ante Patriotas, en llave que ganó desde los cobros de punto penal. 

La boleta más costosa para ese encuentro fue de $40.600 (Occidental Numerada), $112.400 menos que lo que se pagará ante los 'verdolagas', mientras que la más económica estuvo en $6.600 (Lateral Familiar), $15.100 menos de la tarifa actual.

Cabe destacar que, a la luz de lo deportivo y lo histórico, el cuadro 'Acerero' es muy inferior al paisa, actual campeón liguero y el club más exitoso en casi 70 años del balompié rentado.

Por su parte, para la semifinal de la Liga 2 2016 ante Atlético Bucaramanga, Camargo incrementó los valores con respecto al choque ante Patriotas. Sin embargo, si se compara con los precios actuales, las cifras están aún muy por debajo.

En ese partido, la localidad más costosa fue de $50.600, cerca de $102.400 por debajo de la boleta más cara ante Nacional; en tanto que la más barata valió solo $10.600 (Lateral Familiar), $11.100 menos del costo vigente. 


Los actuales precios solo se podrían comparar con los dispuestos para la gran final de la Liga Águila 2 2016, cuando dio un nuevo 'timonazo' y aplicó el incremento más alto.

Frente a Santa Fe, el 'Vinotinto y Oro' cobró $150.600 en su mejor localidad, $2.400 menos que para el duelo ante los nacionalistas y $20.600 para la más económica, $1.100 menos. 

En el más reciente partido como local, frente a los junioristas, Camargo estipuló que el tiquete más costoso valiera $51.000, $102.000 menos que ahora. La boleta más asequible, en cambio, tuvo un valor de $8.700, $13.000 por debajo de la tarifa presente. 

Caras o no, todo indica a que para el cotejo frente a los 'verdes' habrá el primer lleno del año en el estadio Murillo  Toro de la capital tolimense, pues la ilusión de la hinchada por ver a su equipo protagonista está a flor de piel.

Y no es para menos, bajo la gestión del samario Alberto Miguel Gamero, el 'Pijao' acumula 10 partidos sin conocer la derrota, con seis victorias y cuatro empates.