Clara Luz Roldán, a responder por el actuar de Andrés Botero en los Juegos Nacionales en Ibagué


Edgardo Maya Villazón, Contralor General de la República, le pidió a Clara Luz Roldán, directora de Coldeportes, que responda una serie de inquietudes con respecto a las acciones que debió tomar la entidad en el proceso de contratación de las obras de los Juegos Nacionales 2015 en Ibagué.

Roldán, quien apenas llegó en abril del año pasado, deberá poner la cara por la gestión de Andrés Botero Phillipsbourne, quien era el titular de la entidad durante la planeación y desarrollo de las justas (2013 - 2015) y, al parecer, no cumplió a cabalidad sus funciones para evitar el desastre en que se convirtieron.

Según el ente de control fiscal, la funcionaria tendrá qué decir si las medidas presupuestales y administrativas adoptadas por Coldeportes, en su condición de entidad supervisora de los Juegos, fueron pertinentes para evitar el detrimento patrimonial en la ciudad.

A su vez, también deberá explicar "qué actividades de vigilancia y supervisión ha adelantado hasta la fecha, así como las sanciones, multas o incumplimientos que haya decretado".


Cabe destacar que Coldeportes celebró una serie de convenios interadministrativos con la Gobernación del Tolima, la Alcaldía de Ibagué y el Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación (Imdri), de los cuales salieron los recursos para la construcción y adecuación de los escenarios. 

Pero vencidos los plazos de ejecución de los contratos, las obras quedaron inconclusas, no prestaron ninguna utilidad pública y quedaron con graves deficiencias, según explicó la Contraloría, que lleva a cabo 11 procesos de responsabilidad fiscal por más de $60.000 millones.

Estas fallas impidieron que los escenarios fueran utilizados, según constataron ingenieros de la Universidad Nacional de Manizales, contratados por el ente fiscal para evaluar lo hecho en la capital del Tolima. 

Mientras Roldán deberá informar sobre estos hechos, Botero Phillipsbourne ejerce sin ningún tipo de problemas su cargo como presidente de Atlético Nacional, para el cual fue elegido en junio pasado; a sabiendas de su polémico papel en los que debían ser los 'mejores Juegos Nacionales de la historia'.