¿Camargo le está cobrando a la prensa deportiva de Ibagué apoyo a El Rincón del Vinotinto?


Parece claro. El presidente del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, le estaría pasando cuenta de cobro a los periodistas deportivos de Ibagué por el apoyo que, la gran mayoría, le dieron a El Rincón del Vinotinto en el episodio de censura protagonizado por el dirigente el pasado 5 de enero, en el Hotel Casa Morales.

Camargo Salamanca, en entrevista con el Combo Deportivo de Caracol Ibagué, ratificó una vez más su deseo de impedir -a toda costa- el libre ejercicio periodístico de El Rincón y de paso les reiteró a los colegas que solo cuando él lo disponga les permitirá el acceso a los entrenamientos del primer equipo, en la sede de Perales.

En especial con el director de este medio de comunicación digital, Mario Alejandro Rodríguez, al cual mandó a sacar de la presentación del extécnico de la 'tribu', Gregorio Pérez, con la ayuda de sus dos escoltas policías; sencillamente por no ser de su agrado.

"Quiero organizar el tema bien organizado. La verdad entiéndanme, los quiero complacer y esas cosas (...) Pero ustedes son un gremio y resulta que el amigo ese de la página, del cual ni siquiera me acuerdo el nombre, por ejemplo para nosotros sinceramente no es periodista. Lo que él tiene es la página", tiró Camargo.

Y agregó: "A lo mejor sí (es periodista), pero hasta donde sabemos no lo es. Pero lo cobijó un grupo de ustedes (Periodistas) por colegaje. Y entonces le dijimos que no lo invitamos y ha sido negativo con esas cosas (...) Y convocamos a una rueda de prensa. Pero (Los demás colegas) dijeron que si no entraba él (Rodríguez) no entraban.

"¿Qué pasó? Que no entraron. Lo que no quiero es que en el día de mañana si no se deja entrar a alguien vuelve a haber la 'chirimía' (Sic). Mejor cortemos eso por lo sano"

No es la primera vez que Camargo sale a descalificar a El Rincón del Vinotinto y a su equipo de redacción; a los cuales ha acusado hasta de robo de forma impune. 

Desde agosto de 2016 se ha encargado de señalar a Rodríguez en múltiples ocasiones, por encima incluso de los fuertes reclamos hechos por la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip).


¿Veto general?

Desde el pasado 26 de enero, cuando se cerraron las puertas de la sede para la crónica deportiva por decisión de Camargo, solo en una oportunidad se hizo una excepción: Fue el 28 de junio, en el amistoso disputado por el 'Vinotinto y Oro' ante Atlético Huila, como parte de la pretemporada. 

De resto, los comunicadores que cubren día a día al equipo, entre ellos los corresponsales de RCN Radio Ibagué -quienes son conocidos por defender a 'capa y espada' la gestión del exsenador- deben esperar en el portón del predio a la salida y entrada de jugadores para hacer su trabajo, sin importar el clima u otros factores externos que dificultan esta tarea.

En consecuencia, han pasado seis meses exactos en que el gremio periodístico fue alejado del plantel; decisión con la que los principales perjudicados han sido los aficionados, quienes solo cuentan con una sola visión de su equipo: La oficial, enmarcada -como es apenas entendible- en diferentes tipos de sesgos institucionales.

"Los demás (periodistas) dicen y dicen y los únicos que van a los entrenamientos son ustedes (Risas)", acotó el dirigente al ser entrevistado minutos después por su programa radial afín, con lo que dio luces de a quiénes dejaría entrar a su preciada sede.

En lo que respecta a El Rincón, además de los públicos señalamientos, Camargo ha dado la orden al jefe de prensa, Luis Fernando Giraldo, de negarle a este espacio la solicitud de acreditación para el ingreso al estadio Manuel Murillo Toro, para registrar los partidos del cuadro 'Pijao'.

Esto contrario a lo que acontece con los demás medios de comunicación -incluyendo a los miembros del colectivo Tolimízate- quienes gozan de todas las garantías para el cubrimiento del equipo y cuentan con el beneplácito de la jefatura de prensa.



Si te lo perdiste