Soy el abuelo más feliz del mundo: Alcides Rubio y su orgullo por James Rodríguez, capitán de la Selección Colombia


Con ocasión de su gran actuación en la Copa del Mundo de 2014, James Rodríguez y su familia se llevaron toda la atención de los medios de comunicación, no solamente nacionales sino de diferentes partes del planeta, que vinieron a Ibagué a hacer toda clase de crónicas.

Y uno de los personajes importantes retratados en diferentes entrevistas, por ser clave en los primeros años como deportista del crack fue su abuelo, don Alcides Rubio Peña, quien falleció este miércoles en la capital tolimense, a sus 77 años. 

La felicidad que le generó el '10' quedó plasmada en una de los últimos diálogos que tuvo con la periodista de Noticias Caracol, Máryuri Trujillo, quien vivió muy cerca la emoción de la familia Rodríguez Rubio con cada juego del combinado patrio en la cita orbital, celebrada en Brasil.

"No hay palabras. Soy el abuelo más feliz del mundo. No me imaginaba todo esto, pero con la ayuda de Dios todo se ha venido dando", indicó en junio de 2014 Rubio Peña, quien gozó como nunca con las gestas que logró su muchacho con la Selección Colombia.

El abuelo materno del capitán de la 'tricolor', recordó cómo era James cuando entrenaba con la Academia Tolimense, en el Polideportivo 14 de Octubre del barrio Jordán.


"Él es muy estudioso, porque le tocaba. Pero mantenía con su fútbol en la mente. Salía a la calle a jugar. Era un niño muy noblecito, él no ha sido rebelde, pero sí le ha gustado mucho comer.

"Y nosotros lo apoyamos, porque el papá (Wilson James Rodríguez) había sido un buen futbolista y él también podría ser lo mismo", expresó.

Aunque añadió que todo este proceso fue difícil por la situación económica que vivía por esa época la familia."Pero siempre tuve mi empleo y le colaboré con la vivienda", añadió don Alcides.

Y habló de la relación con su nieto cuando ya era estrella del balompié europeo. Cada encuentro para él era muy especial, incluso hasta se atrevía a  darle algunas sugerencias para mejorar su juego. 

"Él me quiere mucho a mí. Cuando viene (A Ibagué) es 'Abuelito, Abuelito'. Le doy consejos, como que con esa zurda tan prodigiosa que cuando llegue cerca al área la mande al arco que lo mete. O sino miren ese golazo ante Uruguay", finalizó el orgulloso abuelo, quien ahora celebrará desde la tribuna más alta las gestas de su querido James.

Fotos: Suministradas y  RCN



Si te lo perdiste