Jugadores del DEPORTES TOLIMA 'festejan' mientras los hinchas lloran


Mientras los hinchas del Deportes Tolima lloran la derrota del 'Vinotinto y Oro' en la gran final de la Liga Águila 2 2016, frente a Independiente Santa Fe, algunos de sus jugadores iniciaron los 'festejos' por la llegada de las vacaciones, bebiendo licor en las calles y sin ningún pudor por la desazón sufrida en la capital.

A través de su cuenta de Instagram, el lateral Ómar Albornoz publicó una serie de videos en los que aparecen varios de los futbolistas que no actuaron en esta cita, como él mismo, Armando Vargas y el defensa Daladier Chávez, junto a Jader Obrián y otros que sí actuaron, en plena fiesta, al parecer en una de las 'cuadras' del barrio Pedregal de Ibagué. 


En el caso de Vargas, el barranquillero no actuó frente a los 'cardenales' por acumulación de cartones amarillos, mientras que Albornoz y Chávez no hacían parte -desde hace varios partidos- de los planes del técnico Alberto Gamero. El que sí jugó en El Campín fue Obrián, aunque no tuvo una destacada presencia. 

En otro de los clips, compartido por el delantero Sebastián Villa, aparece él al lado del volante Santiago Montoya, quien fue baja por lesión en la disputa de la estrella de Navidad, y el zaguero Sergio Mosquera, que pese a su buena labor, resultó expulsado en este cotejo. Villa también publicó una foto, en la que está el panameño Gabriel Gómez.



Para algunos de los hinchas de la 'tribu', la situación es indignante y una completa falta de sentido común, pues no han respetado el dolor que generó la pérdida en la capital de la República, en lo que pudo ser la consecución de la segunda estrella para los de Ibagué tras 13 años.



Otros, en cambio, defienden a los futbolistas, al considerar que tienen todo el derecho a celebrar el fin de la temporada y más el subcampeonato obtenido.

No es la primera vez que un jugador del equipo de la 'Tierra Firme' se ve envuelto en esta polémica. En octubre pasado, el chocoano Marco Pérez también posteó un video en su perfil de Instagram en el que aparecía ingiriendo licor; hecho por el que recibió una sanción de cinco días sin poder entrenar y debió pagar una multa económica. 

Hasta el momento, la institución no se pronuncia de manera oficial ante esta situación, que ha generado opiniones de todo tipo en las redes sociales.