El de Nacional era un equipo alterno entre comillas: Gamero, DT del DEPORTES TOLIMA y el empate 2-2

julio 17, 2016



Para Alberto Miguel Gamero, director técnico del Deportes Tolima, el empate (2-2) del sábado ante Atlético Nacional, por la cuarta fecha de la Liga Águila 2 2016, fue todo un negociazo. Al menos eso es lo que se infiere de las declaraciones que otorgó a la prensa antioqueña culminado el compromiso, en el estadio Atanasio Girardot.

De acuerdo al 'sonero', su divisa mostró cosas interesantes pero también tuvo fallas concretas que le costaron irse con el preciado triunfo, ante un rival que -aunque trate de matizarlo- tenía un equipo muy inferior al flamante finalista de la Copa Libertadores. En otras palabras, duro pero ganable.

"Este no es el equipo alterno. Este es un equipo alterno entre comillas, con los mejores jugadores de los equipos de donde vinieron. El caso de Matheus (Uribe), que era mi mejor jugador, el caso de (Elkin) Blanco que jugaba muy bien en Millonarios, el del central panameño (Roderick Miller) que era de la Selección.

"Entonces uno dice: Vamos a enfrentar a un equipo que no va a jugar el miércoles, sí. Pero es un gran plantel y sabía que iban a hacer eso", dijo Gamero en rueda de prensa.

Y agregó: "Nosotros sorprendimos de pronto en los goles, en anotar primero. Jugamos más con la necesidad de ellos que con el desespero de nosotros; más cuando en el semestre pasado no hacíamos eso".

A su vez, al estratega como que no le gustó mucho que le dijeran, en conferencia, que el arquero Joel Silva había dicho que en vez de ganar un punto se perdieron dos ante los 'verdolagas'. 

"Cada cual piensa como quiere pensar. Pero yo aquí sumé un punto, ante un gran rival, al que no le van a venir a sumar como lo hicimos nosotros. 

"El equipo no fue que se quedó atrás. Nacional los obligó a eso, porque sacó a sus dos marcadores de forma simultánea y en la mitad de la cancha tenía a sus dos centrales. 

"Por momentos quisimos adelantar las líneas, sacar el equipo y nuevamente nos sometieron. Como también en muchas veces quisieron salir jugando y no los dejamos", puntualizó el estratega.

En síntesis, para Gamero, "Esto no es de ganar ni de perder. Sumamos un punto, el semestre pasado a estas alturas llevábamos tres puntos (con la victoria a Nacional en Ibagué), con 11 goles en contra. Quiere decir que vamos por buen camino". 

El próximo reto de la 'tribu', que tiene seis puntos de 12 posibles, será como local: Recibirá a Once Caldas, por la quinta jornada de la Liga, en el que la obligación será sin duda los tres puntos frente a un adversario que no atraviesa su mejor momento. 




SI TE LO PERDISTE